Evalúan postergar las paritarias en el país a cambio de una suba por decreto

Nacional 06 de diciembre de 2019
El monto del aumento está todavía bajo análisis, aunque entre los gremialistas y los empresarios circula una cifra que oscilaría entre los 6000 y los 10.000 pesos. El pago sería en cuotas y a cuenta de futuros ajustes.
albe

Claudio Omar Moroni, el ministro de Trabajo que oficializará hoy el presidente electo Alberto Fernández, trabaja con los gremios de la CGT y empresarios de la Unión Industrial Argentina ( UIA) en un acuerdo de precios y salarios que contempla la postergación momentánea de las paritarias de 2020 a cambio de un aumento universal y no remunerativo por decreto para los trabajadores registrados bajo convenio.

La iniciativa, confirmada a LA NACION por fuentes inobjetables de los tres sectores, apunta en el corto plazo a bajar la expectativa inflacionaria y reducir la brecha salarial que se acentuó en algunas actividades a partir de la devaluación y los coletazos de la crisis económica. 


El monto del aumento está todavía bajo análisis, aunque entre los gremialistas y los empresarios circula una cifra que oscilaría entre los 6000 y los 10.000 pesos. El pago sería en cuotas y a cuenta de futuros ajustes. 


En la CGT, en tanto, el debate está instalado desde hace algunas semanas, pero se reflotó anteayer en un encuentro de la denominada mesa chica. "Lo estamos conversando con Moroni y con la UIA", reconoció un jerárquico de la central obrera.

En las conversaciones informales que tuvo el futuro ministro con diferentes actores surgió una novedad que llevó alivio a los empresarios: desestimó cualquier intento de impulsar un proyecto de ley que blinde el empleo, como fijar una doble indemnización. "No es garantía de nada", le habría dicho a uno de sus interlocutores.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar