Las confiterías céntricas abrieron sus puertas después de casi dos meses sin funcionar

Sociedad 15 de mayo de 2020
Con restricciones horarias, medidas de seguridad y diferentes formas de servir las mesas, los locales gastronómicos volvieron a abrir sus puertas luego de que el gobierno reglamentara las medidas que exigen su regreso. Entre lo novedoso: los clientes no podrán permanecer más de 20 minutos para hacer sus consumiciones.
gastronomicos

Luego de que se reglamentaran las medidas pertinentes para su regreso, los locales gastronómicos de la Capital volvieron a abrir sus puertas. Siguiendo restricciones horarias, adaptando sus espacios y modificando la forma de servir las mesas, la mayoría de las confiterías céntricas amanecieron con los preparativos necesarios para comenzar a recibir a sus clientes. 

Desde las 8  Telefé Salta recorrió las inmediaciones a la plaza 9 de julio para conocer cómo se presentó esta primera jornada en la que están habilitados para reabrir sus puertas. En su trayecto, el medio local marcó que las mesas se dispusieron con distancias de hasta dos metros, garantizando también que se reduzca al 50% la capacidad de cada local. 

Otro dato a marcar, es la presencia de una mesa, al ingreso de las confiterías, en la que hay alcohol en gel a demanda, al igual que en los baños de los locales. 

Los mozos también debieron adaptarse a los cambios: además de usar barbijos y guantes, son los encargados de acercar los elementos para endulzar o sazonar las consumiciones ya que no se permite la presencia de saleros, servilleteros, azucareros y otros elementos de vajilla que solían revestir las mesas.

Para los clientes

Los locales no son los únicos que deben amoldarse a las nuevas restricciones ya que las personas que deseen acercarse a desayunar o comer deben contar con barbijo y respetar las distancias. Un punto más para resaltar es que todas estas salidas deben hacerse respetando la terminación de DNI según sea par o impar. 

Entre lo destacable se marca que la clientela no podrá hacer sobremesa luego de su consumición ni dilatarla por mucho tiempo. En diálogo con uno de los mozos, Telefé Salta, consultó sobre el tema a lo que se le señaló que los clientes no pueden demorar más de 20 minutos en terminar su desayuno, de lo contrario,  se les pedirá que agilicen la ingesta para abandonar el local y dar lugar a otros clientes. “La gente sabe que no puede permanecer todo el tiempo que quiera”, expresó un trabajador al medio local. 

De esta forma comienzan a trazarse los primeros pasos en el regreso de un sector que requiere cuidados especiales para su funcionamiento. Si el protocolo es el adecuado, solo se lo sabrá con el correr de los días. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar