Por novena vez en su historia Argentina entró en default

Economía 22 de mayo de 2020
A cuatro años de volver al mercado de capitales, se incumplió el pago a los bonistas. Gobierno y acreedores le bajan el tono a la situación y acuerdan "seguir negociando".
argentin

Argentina entró oficialmente en default, apenas unos cuatro años después de que una ola de optimismo atrajera miles de millones de dólares en inversiones, cuando el país regresó al mercado de capitales.

El plazo para que los tenedores informaran si aceptaban entrar al canje de deuda estaba previsto para hoy a las 17 hora de Nueva York (18 de la Argentina). Sin embargo, y atento a como venían avanzando las negociaciones estos días, finalmente este viernes el gobierno oficializó la extensión hasta el 2 de junio del plazo para negociar la deuda.

El embajador argentino en Estados Unidos dijo que el país no realizará los pagos atrasados de US$500 millones cuyo período de gracia expiró hoy hasta que pueda llegar a un acuerdo de reestructuración con los acreedores, lo que marca el noveno default de deuda internacional del país en sus 200 años de historia. 

Sin embargo, se percibe cierto optimismo de que se pueda alcanzar un acuerdo en los próximos días y semanas. Los inversionistas se resignan a ciertas pérdidas y el Gobierno ha tratado de mantener las cosas de forma amigable, evitando la retórica que demonizaba a los acreedores, un distintivo de la batalla del país con los fondos de cobertura por los defaults de principios de este siglo. 

Las consecuencias 

Al respecto, el asesor financiero, Luis Kabbas, en diálogo con InformateSalta, advirtió días atrás sobre las consecuencias de entrar en un nuevo default, que dejaría a Argentina, entre otros males, sin posibilidad de acceso al crédito y las inversiones externas, que sumado a la grave crisis económica que vive el país a causa de las medidas restrictivas tomadas en torno a evitar el aumento del número de contagios por la pandemia, desencadenaría en un posible escenario de inflación.

Las que no te podes perder