Rubén, el salteño ganador del taxi 0KM: “Nunca en mi vida me imaginé una cosa igual”

Sociedad 04 de agosto de 2020
Se trata del taxista oriundo de Yrigoyen quien ganó en el programa de Guido Kaczka. En exclusivo con InformateSalta, afirmó que el premio es “una caricia al alma” tras meses difíciles en su vida. ¡Conocé su historia!
0005116766

Este martes no hubo salteño en toda la provincia que no se pusiera feliz con lo que vivió Rubén Luis Martínez, un taxista oriundo de Hipólito Yrigoyen quien participó en el programa “Bienvenidos a Bordo” que se emite por Canal 13, donde ganó un taxi 0KM.

Mientras el video de su triunfo se hizo viral por todo el país, InformateSalta dialogó con Rubén quien no ocultó su felicidad ante el momento que está viviendo. “Nunca en mi vida me imaginé una cosa igual, me hablan de Córdoba, de Tucumán, de Salta, de todos lados”, indicó.

Rubén señaló a este medio lo mismo que le dijo al conductor del programa, Guizo Kaczka, y es que nunca había logrado ganar nada en su vida. Sin embargo, fue la insistencia de sus amigos quienes lo llevaron a anotarse para concursar.

“Cuando miraba el programa o me mandaban mensajes me decían ‘¿cuándo vas a ir?’”, dijo el ganador quien señaló que en todo momento la pasó muy bien mientras participó del juego, como así agradeció el trato de la producción. “Fue como se vio al aire, es impresionante, te hacen sentir muy cómodo, yo no estaba nervioso, me divertí en todo momento, Guido te hace participar”, recordó.

En cuanto al taxi, dijo que viene a sacarle una sonrisa tras unos meses difíciles en su vida personal, atravesando un divorcio y sin ver a sus hijos mucho tiempo. “Le pedía a mi viejita que me ayude, lo necesita y se dio, esto fue una caricia al alma”, afirmó.

En estas horas su teléfono es un mar de mensajes y llamadas, entre los saludos de sus amigos, familiares, conocidos, y los medios que quieren charlar con él. “Me llaman de todos lados, de todo el país, estoy tratando de atenderlos a todos”, se sinceró.

Con esta alegría y debiendo esperar unos días para que le entreguen su taxi, Rubén dijo que ahora sigue trabajando “como todos los días, esto lo vivimos al día”, pero reafirmando su convicción: “soy una persona normal, yo trato de sonreír siempre”, concluyó.

Las que no te podes perder