Saracino: “No hay nada que impida que pueda seguir con mi actividad médica en la parte privada”

Justicia 08 de octubre de 2020
Así lo manifestó la directora del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Saracino, luego de ser imputada. Aseguró que hay confusión y desconocimiento. Dijo que no tiene vínculo con el doctor Martín De la Arena.
saracino

El fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Leandro Flores imputó hoy a la directora del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Andrea Saracino, por la comisión del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función y ella se defendió.

No hay nada que impida que yo pueda seguir haciendo mi actividad médica en la parte privada. Y con más razón cuando no estoy haciendo lo mismo, yo no soy una competencia, en la parte privada no atiendo donantes, preparo sangre ni fracciono, lo que hace es trasfundir con productos de este Centro de Hemoterapia, por eso me parece que hay una gran confusión”, dijo a Multivisión Federal.

La profesional, que aún continúa con sus funciones, consideró que la imputación llega en un momento inoportuno, en medio de una pandemia, con muchas personas perdiendo la vida. “Tratar de alterar esto es triste. De todas formas, está todo en manos de la justicia así que yo creo que hay que dejar que la justicia se expida”, expresó.

En este sentido, detalló que tiene un servicio de transfusión, a lo que se dedicó toda su vida pero aseveró que no se trata de una empresa. “Eso se puede investigar a través del CUIT como facturo yo. Toda la vida lo he hecho, tengo más de 30 años de antigüedad en la especialidad, de una trayectoria totalmente intachable, entonces, acá me parece que hay una gran confusión”.

Centro de hemoterapia

Asimismo, manifestó que el Centro de Hemoterapia se creó para darle sangre segura a los salteños, es el centro producto que atiende donantes, que separa sangre y la distribuye a servicios de transfusión públicos y privados, que también requiere un médico especialista que va a hacer la práctica transfusional.

Las cuatro personas que estábamos cuando se armó, teníamos actividad pública y privada y firmamos los convenios de suministro, nosotros desmantelamos nuestros servicios que antes hacían los tres procesos y confiamos esos dos primeros procesos al Centro de Hemoterapia, es decir, que los donantes vienen al centro y desde el centros nos proveemos para poder hacer las transfusiones”, afirmó.

Saracino indicó que la persona que está al frente del Centro asume solamente la parte médica, luego un programa administrativo contable se encarga del manejo de los números. “Nosotros vemos la parte médica de los donantes. Yo soy personal de planta permanente, con 30 horas semanales, no tengo dedicación exclusiva, no tengo extensión horaria”.

Finalmente, aseguró que al doctor Martín Arena, imputado por fraude a la administración pública, por haber intentado vender el plasma de convalecientes donado por pacientes recuperados de COVID-19, lo conoce porque comparten la misma profesión pero no tienen ninguna vinculación.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo