Chapitel, el proyecto inmobiliario que estaría involucrado en una estafa, ¿contamina?

Reclamo 05 de octubre de 2022
deesa chapitel

Ayer dábamos a conocer la denuncia realizada por un hombre quien confió en una importante constructora, pero habría terminado estafado con al menos 800.000 dólares

En diálogo con InformateSalta, Federico Vanni, abogado de la víctima, contó que todo inició en el marco de la confianza porque los dueños de la empresa son familiares políticos del estafado. “Se trata de Mercedes Ibarra, y su exmarido que figura como propietario de la empresa junto a otro importante hombre de negocios del sector de la construcción”. Agregó que su cliente "comenzó a invertir en la empresa a través de los distintos desarrollos inmobiliarios que administraba y, al momento de finalizar cobraría regalías, tal como estos negocios se desarrollan”.  Según consta en la denuncia, el hombre tomó participación en al menos dos proyectos llamados Buena Vid de Cafayate y Chapitel.

Precisamente sobre éste último, ahora surge otra queja, puntualmente por un tema ambiental de Chapitel en cercanías al dique Cabra Corral, municipìo de Coronel Moldes.

La misma la dio a conocer el periodista Tito de Vita: 

"El Gobierno quiere poner en valor el dique Cabra Corral, pero parece que medio ambiente y el municipio no acompañan esta decisión. Una ubarnizacion privada (CHAPITEL) estaría cavando una zanja de unos 200 mts que desemboca al espejo de agua. Será para desechos de aguas servidas?"

estafa deesa
Más sobre la denuncia por estafa

El denunciante, según consta, dijo que la estafa se produjo a través de una primera inversión en la localidad de Cafayate bajo la denominación “Buena Vid” y distintos aportes en dinero para otro proyecto desarrollado por DEESSA llamado “Chapitel”, justamente al que se acusa ahora por posible contaminación.

"Actualmente me encuentro desesperado no solo porque nadie de la empresa reconoce el dinero por mi aportado, ni se hace cargo, sino que se exculpan atribuyéndole responsabilidad de manera exclusiva a Mercedes Ibarra, quien repito, es la ex esposa y entiendo sería apoderada del socio de DEESSA, Diego Rodríguez. Tanto el otro socio, Gerardo Miguez, como su gerencia desconoce mis aportes, y como no me hicieron nunca entrega de recibos, me queda como prueba no solo los cheques, sino los chats que entrego", dijo en el escrito policial, acompañando además capturas de pantalla como pruebas de sus dichos. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar