Denuncia al Sanatorio Modelo por haber “experimentado” con su hermana

Reclamo 29 de abril de 2016
Marina Maidana dijo que llevó a su hermana a atenderse al nosocomio de algo sencillo, pero sin explicaciones la operaron y la dejaron con muerte cerebral. Denuncia que nadie le explica qué le practicaron ni cómo llegó a estar en estado vegetativo.

Un desgarrador y entristecedor testimonio fue con el que Marina Maidana llegó a la redacción de InformateSalta, acompañada de una carpeta con fotocopias que cuentan el terrible padecimiento por el cual su hermana pasó: de una consulta médica a estar en coma cerebral tras una operación inexplicable.

Marina cuenta que el pasado 12 de Febrero, su hermana Esperanza llegó de visita a Salta, con una infección en su pierna que le provocó un pequeño bulto interno, “un pequeño absceso” como dicta el diagnóstico. Por lo tanto, recurrieron a su atención en el Sanatorio Modelo, ubicado en el centro de la ciudad, para consultar sobre el síntoma. Sin embargo, cuando ingresó para su atención, fue derivada a una cirugía sorpresiva, de la cual salió con muerte cerebral, entubada con un respirador artificial, y sin ninguna explicación lógica de los médicos que practicaron la intervención, según relata la hermana.

Cuenta Maidana que, tras la operación, consultó a los médicos que la atendieron qué había ocurrido, e identificó al cirujano Luis Canelada y el anestesista Martín Bustamante como los responsables. Sin embargo, denuncia que estos médicos no solo temblaban al hablarle, sino que no le dieron razones ni explicaciones del porqué de la operación o del estado en que quedó hermana, simplemente le pidieron que se limitara a acompañar a Esperanza.

Desconcertada, Marina pasó el resto de las horas, y hasta el día de hoy, buscando explicaciones sin respuestas que la satisfagan. Desde el Sanatorio solo recibió amenazas y malas atenciones, denuncia, y además de ser ignorada por parte de la la administración de la clínica. Por ello recurrió al Ministerio de Salud Pública de la provincia, donde solo le prometieron interiorizarse de la situación; fue hasta el Poder Judicial de Salta, donde se abrió una investigación en el Juzgado Nº8, a cargo del Fiscal Penal 2, con resultados desesperantes: ni los partes médicos, ni la historia clínica, ni la investigación llevada a cabo coinciden en los síntomas, tratamientos y causas del actual estado vegetativo de la mujer.

Tanta es la desesperación que atraviesa Marina que hasta llamó al 911, tratando de encontrar alguna explicación que le digan qué hicieron con su hermana, que de un simple bulto en su pierna, y entrar caminando por su cuenta al nosocomio, en cuestión de horas quedó en coma cerebral.

Insiste que le den una explicación racional y lógica, sobre la razón por la que la operaron a su hermana, qué le practicaron y por qué los médicos del Sanatorio destruyeron su vida.

Con una causa transitando los tiempos que toma la justicia, sin explicaciones de autoridades, y con una pena sin consuelo, Marina sufre el padecer de su hermana, quien a los 68 años, ahora reposa en una cama sin que sepa lo que le hicieron.

Fuente: InformateSalta

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar