Piden “una condena ejemplificadora” para la mujer que atropelló y mató en Villa Palacios

Justicia 12 de marzo de 2019
En la primera audiencia del juicio, Carina y Belén, hermanas de Diego Castro, quien perdió la vida en junio de 2017, aseguraron que fueron años difíciles y que su ausencia todavía se siente. Buscan cambiar la carátula a homicidio simple con dolo eventual.
familaires

En la primera audiencia de debate del juicio seguido contra María Belén Méndez García Zavaleta, acusada del delito de homicidio culposo en siniestro vial agravado en perjuicio de Diego Alejandro Castro, ocurrido en junio de 2017 en Villa Palacios, los familiares de la víctima solicitaron “una condena ejemplificadora”

Belén y Carina, hermanas del fallecido, ante los micrófonos de InformateSalta, consideraron que el caso debe sentar precedentes para que no haya más accidentes viales fatales, y generar mayor conciencia en todos los salteños.  “Tenemos mucha expectativa que se haga justicia y que haya una condena ejemplificadora”, dijeron.

Luego recordaron el difícil transitar diario sin Diego. “Fueron dos años difíciles, es un peregrinar de todos los días, es muy difícil llegar a Salta y revivir todos los momentos, en mi casa, con mis hermanas, es como que falta siempre alguien, la ausencia de mi hermano se siente todavía”.

María Belén Méndez García Zavaleta

Sobre la acusada, dijeron no querer saber nada sobre ella. “Le hizo mucho daño a mi familia, y la verdad que no quiero saber de ella”.

Con respecto al accionar de la justicia, dijeron sentir que la justicia apañaba a la acusada. “Ella manejó alcoholizada, se negó a hacer el test de alcoholemia, no lo firmó, entonces, yo sentía que había cierto favoritismo”, dijeron.

gab

En tanto, Gabriela Arellano, abogada querellante, también en diálogo con nuestro medio, sostuvo que se trata de un día de sentimientos encontrados porque es volver a revivir todo el dolor de la terrible muerte de Diego Castro.

Sobre la acusada, manifestó que al momento del siniestro se encontraba manejando en estado de ebriedad y a más de 90 km por hora en una colectora. “Después de 3 horas del accidente le realizan el control con la pipeta, y le da una graduación de 0.40 litros de alcohol en sangre, pero se niega a firmar este ticket”.

En vista de ello, manifestó que solicitarán el cambio de caratula a homicidio simple con dolo eventual por considerar que se reunieron todos los elementos probatorios necesarios. “Por el exceso de velocidad, y por el hecho que manejaba alcoholizada y trasnochada, consideramos que existía una intención de salir a hacer un daño”, sostuvo.

Por último, lamentó que durante el proceso hubo chicanas procesales muy desafortunadas. “Decían que la víctima no había radicado la denuncia para que se caiga la causa, cuando Diego ya había perdido la vida, fue lamentable, pero tenemos todas nuestras expectativas que se llegue a una condena, justa y ejemplar”, concluyó.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar