Caso Aguilera: Testigos aseguran haber sido intimidados para levantar las denuncias

Justicia 28 de marzo de 2019
Durante la detención de José Carlos Aguilera, efectivos policiales descubrieron que vivía con otro hombre en la casa parroquial de Campo Santo. Un hecho que ya había sido denunciado por los vecinos al fiscal Federico Obeid.
jose carlos aguilera
jose carlos aguilera

La denuncia de dos hombres que acusan al sacerdote José Carlos Aguilera de abuso sexual generó gran conmoción en la comunidad católica. InformateSalta  pudo conocer que conocía de antemano que iba a ser denunciado penalmente, porque  en febrero lo denunciaron ante las autoridades del Arzobispado.

En el marco del juicio canónico se supo que el cura tuvo contacto con varios de los jóvenes que frecuentaban la casa parroquial de Campo Santo, cuando eran adolescentes. Los muchachos solían quedarse a dormir en el lugar  donde el sacerdote abuso de ellos sistemáticamente, según las acusaciones.

En su relato, los dos denunciantes, que al momento del hecho tenían entre 15 y 17 años, revelaron que el cura antes de dormir, solía invitar a los chicos a ingerir bebidas blancas  que causan mayor desinhibición.

campo santo
Parroquia Campo Santo


En otras ocasiones, el sacerdote solía aparecerse en la cama de los jóvenes y con la excusa de que había realizado un curso como masajista los  manoseaba en sus partes íntimas para y en algunos casos practicarle sexo oral.

Estos y otros detalles, según lo averiguado, serían eje central del proceso canónico llevado adelante en contra del cura, quien para evitar que lo comprometan habría mantenido contacto con ellos para amedrentarlos y  que no digan nada. Los testigos aseguran tener mensajes en sus teléfonos de las presuntas amenazas que Aguilera les habría hecho para silenciarlos.

La detención

Cuando personal policial llegó a la casa parroquial de Campo Santo, con la orden de detenerlo, descubrieron que vive con un joven misionero. Los efectivos dijeron que  al llegar al inmueble, un jovencito salió a atenderlos aduciendo que vivía junto al sacerdote, quien al percatarse de que habían llegado a apresarlo, hizo callar al muchacho y le ordenó que ingrese a la casa.

cura aguilera 2

En ese momento fue notificado y producto de su desesperación habría hecho un llamado al arzobispo, Mario Cargnello, para pedirle  que interceda y frene  la detención, la que finalmente se concretó.

La irregular situación ya había sido informada al fiscal Federico Obeid cuando este realizó una inspección ocular en la iglesia de Rosario de Lerma, en el marco de la causa que investiga al sacerdote Emilio Lamas también por abuso sexual. Durante esa medida, vecinos de Campo Santo habrían llegado para exponer que Aguilera vivía con otro hombre en la casa parroquial.

La decisión  de  Aguilera orientada a intimidar a los posibles testigos, fue lo que evidenció una conducta de entorpecimiento procesal que hizo que la fiscal impulse un pedido para que permanezca detenido y que deberá resolverse en los próximos días.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar