Caso Di Marzo: Una filmación complica la situación del único imputado

Justicia 06 de agosto de 2020
José Gustavo Gareca, acusado por el homicidio de Mirna Antonella, habría sido captado por las cámaras de seguridad con la cartera de la víctima. Un testigo lo reconoció por su forma de caminar.
Mirna Antonella Di Marzo
Mirna Antonella Di Marzo

Con la declaración de cinco testigos se desarrolló hoy la cuarta jornada del juicio seguido contra José Gustavo Gareca, imputado por homicidio agravado por mediar violencia de género en perjuicio de Mirna Antonella Eva Di Marzo. 

Entre ellos, declaró el suboficial principal Mario Diez, quien la noche del 21 de octubre de 2018 circulaba en la patrulla que divisó a la víctima tendida, inconsciente, en la calle 20 de Febrero de la localidad de General Güemes.

“Eran alrededor de las 5.30, pasamos frente al boliche Caribe Disco y alcanzamos a ver a la mujer tirada en la vereda, con los pantalones abajo. Estaba inconsciente. No percibí sangre, pero se notaba que había recibido una fuerte paliza”, detalló el suboficial.

El testigo señaló que luego de llamar a la ambulancia realizaron un relevamiento de testigos. Recordó que una mujer que estaba afuera del boliche le dijo que había visto a un hombre delgado y alto pateando algo en el piso. Aportó que llevaba jeans y una camisa o remera naranja.

Diez refirió que su intervención en el caso continuó luego con el relevamiento de dos cámaras de seguridad instaladas en la puerta de una veterinaria ubicada en calle Gobelli, cerca del boliche Caribe Disco.

El testigo aportó las imágenes que se proyectaron en la audiencia. En las secuencias se observa a un sujeto que lleva una cartera. Sería la misma que luego encontró una vecina y que contenía documentación de Mirna Di Marzo.

Diez sostuvo que reconoció que la persona de las imágenes era José Gustavo Gareca por su contextura y porque tiene una forma particular de caminar, de manera encorvada y con la pelvis hacia adelante.

El testigo había aclarado previamente que ubicaba al imputado porque era vecino en su barrio y que, por ser una persona conflictiva, lo tenían bien individualizado (cabe recordar que Gareca tenía tres condenas previas por abuso sexual, homicidio calificado criminis causa en grado de tentativa y lesiones leves).

Diez aseguró que no tuvo problemas para identificar al acusado como la persona registrada por las cámaras de seguridad.

Durante la cuarta jornada también declaró el oficial Osvaldo Guanca, quien tuvo a su cargo el análisis de los datos técnicos del celular de Gareca. Refirió que se captó el posicionamiento electrónico del aparato en una antena ubicada a una cuadra y media del lugar del hecho. Aclaró que se trata de un posicionamiento geográfico, no satelital.

La audiencia se reanudará mañana, con la recepción de nuevas pruebas testimoniales.  

 

Las que no te podes perder