“Hola, me llamo Rubén, tengo 27 años y estoy embarazado”

Medios 21 de abril de 2021
ruben

“Hola, me llamo Rubén, tengo 27 años y estoy embarazado”. Así se presentó este fin de semana en España Rubén Castro, un madrileño trans de 27 años que está a punto de dar a luz a su primer hijo. Castro contó su embarazo en redes sociales y ahora está a unos días en convertirse en uno de primeros hombres transexuales en lograr parir a su bebé.

La historia de Rubén dio la vuelta al mundo, porque es el primer caso conocido en España, y uno de los pocos hasta ahora en el continente europeo, de un hombre trans que lleva a su bebé en el vientre.

Antes de comenzar su tratamiento hormonal, congeló sus óvulos.

Tiempo después, ya como un hombre transexual, Rubén fue a especialistas que lo ayudaron a realizar la inseminación artificial. Sin embargo, comentó que probablemente esos fueron los pasos “más sencillos” de todo este proceso, ya que en el camino se enfrentó a críticas y ataques de personas, y a trámites burocráticos.

 

Rubén tendrá su primer hijo en pocos días en Madrid, España.

El joven comentó que aunque en un proceso de transición es muy común que las personas interesadas se sometan a una mastectomía, él no lo hizo con el propósito de poder amamantar a su hijo y así “cumplir un sueño por completo”. 

“Sé que va contra toda ley escrita, pero si no hay referentes no sabés que podés existir. Hay mucho desconocimiento sobre todo en lo sanitario, tuve que pasar por un comité ético sanitario, pero para mí es todo un avance, porque es donde siempre quise estar”, dijo el joven.

Rubén compartió su proceso de embarazo con fotos y videos publicados en Instagram, donde incluso comentó que su bebé se llamará Luar.

Rubén debió enfrentar muchos prejuicios.

Sus publicaciones en las redes sociales tienen el propósito no sólo de compartir su alegría de ser un padre gestante, sino de visibilizar más casos como el de él y comenzar a normalizar la diversidad de familias. 

De hecho, en una de sus publicaciones de Instagram expuso que los hombres transexuales que ya tienen su documentación cambiada no son atendidos en el área de ginecología en los centros de salud, ya que son tomados como “errores de citación”. 

A pesar de todo lo que tuvo que enfrentar, el joven de 27 años sostiene que esta es la experiencia más linda de su vida y que está cumpliendo lo que quiso ser desde pequeño.

“A la gente le cuesta entenderlo, encajarlo, creen que las personas trans odiamos nuestros cuerpos, cada uno vive su transición como quiere y, en mi caso, esto iba lo primero, antes de realizar el cambio corporal”, confesó. /Clarí

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar