Recibió la vacuna contra el COVID-19 y el brazo le quedó prácticamente inmóvil

Reclamo 15 de octubre de 2021
Cecilia Espada

Una tartagalense hizo una grave denuncia luego de recibir la vacuna contra el COVID-19. Asegura que al momento de la inoculación, le colocaron la primera dosis en un sector del brazo que le tocó un nervio, razón por la cual le quedó prácticamente inmóvil.

La damnificada es Cecilia Espada, una mujer de 44 años y madre de 4 hijos que reside en Villa Saavedra de la localidad norteña. En diálogo con VideoTar, detalló que si bien la vacuna AstraZeneca no le trajo ningún tipo de reacción adversa, la forma en la que se la aplicaron le causó un gran daño.  

“La enfermera me puso la primer dosis muy arriba y me dio en el nervio, tocó el nervio raquídeo, una desgracia con suerte. A las semanas me dolía el brazo, yo pensé que era una reacción de la vacuna. Pasó un mes más y seguía, me ataba el brazo con un pañuelo para no moverlo tanto y que no me duela tanto. Después fui al doctor y me dijo que me había tocado el nervio”, contó.

El mayor problema es que la mujer es madre soltera y necesita trabajar para poder darles de comer a sus hijos de 3, 4, 7 y 14 años. Ella suele hacer trabajos de costura, tapizados y limpieza en un hotel local, sin embargo, se ve impedida de hacerlo al casi no poder mover su brazo.

“A la mañana les cocino cuando me alcanza, sino van y retiran la comida de la escuela. Sino ellos ya saben, comen lo que hay. Necesito que me den una solución, si tengo que hacer fisio o si me tengo que operar, porque yo necesito trabajar”, expresó.

Cecilia, además es diabética insulinodependiente hace 8 años, sin embargo hace 3 por un error la sacaron del programa y aún continúa peregrinando para que la vuelvan a incluir, principalmente para recibir la medicación.

“El médico que me dijo que vaya a un traumatólogo para que me de el porcentaje de incapacidad para que me den una pensión pero yo ya cobro una pensión porque soy insulinodependiente, así que doble pensión no me dan y no alcanza. Tengo que pagar las cosas de la casa, mis hijos que van a la escuela”, manifestó.

En este sentido, detalló que pese a los intentos para hablar con el gerente del hospital, fue en vano, no logró que la recibiera, razón por la cual está pensando en radicar una denuncia contra la enfermera que la inoculó en la salita de su barrio durante la campaña de vacunación.

Por su difícil situación, y hasta que pueda conseguir una respuesta, dejó su número de celular para aquellas personas que puedan colaborar con ella 3873-684877.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar