Intento de secuestro de una menor: Se conocen más detalles del caso

Policiales 04 de diciembre de 2021 Por InformateSalta
ex policia intento de secuestro

Tras el fallido intento por subir a una menor a su camioneta, el acusado se estacionó en un pasaje detrás del Hogar Escuela. Cuando un amigo de la familia de la menor lo encaró, vio que en su celular tenía imágenes de pornografía.

Sin dudas el intento de rapto de una menor de 13 años en una parada de colectivo del Parque San Martín fue uno de los hechos que sacudió a los salteños días atrás, pues se trata del primer caso de esta naturaleza en el que se pudo detener a una persona.

Desde hace varios meses, hubo denuncias frecuentes de familiares de menores que relataron episodios similares, en los que siempre se describía a una camioneta blanca con vidrios polarizados, razón por la cual no se descarta que se trate del mismo sujeto detenido el martes pasado.

En este caso, que generó alarma por el grado de perversión sexual del acusado, el valiente accionar de Fernando Martínez fue clave, prácticamente es el héroe de este episodio, que más allá de causar dolor a la menor y su familia, abrió los ojos a muchos padres respecto a tener mayor cuidado con sus hijos.

Según el expediente penal del caso, Martínez, ese martes a las 17:30, recibió un llamado de la madre de la niña de 13 años, a quien el ex comisario José Emiliano Leguizamón Benítez intento raptar, al parecer, con fines sexuales, de la parada del colectivo 6 B, en inmediaciones del Hogar Escuela.

El llamado no pudo ser atendido por Fernando en ese momento, por lo que la madre de la menor optó por enviarle los audios que su hija le mandó, en los cuales no sólo le contaba que un sujeto la había intentado subir a un vehículo, sino también brindó los datos de la camioneta.

Martínez, al escuchar los audios, no dudó, abordó un taxi y se dirigió a la zona del Hogar Escuela, a donde asistía la hija de su amiga, establecimiento donde casualmente, y según surgió en las últimas horas, también trabajaría la pareja del ex policía detenido.

En el trayecto, Fernando habló con la menor, quien le aportó el dominio del rodado, pues la menor después de zafarse del acosador, vio que el rodado se dirigió a un pasaje, entre las calles San Juan y Mendoza, detrás del Hogar Escuela, aportándole también el dominio de la camioneta.

Con estas coordenadas, Martínez localizó el vehículo en calle Lavalle, por lo que descendió unos metros antes y de manera sigilosa, se dirigió hasta la camioneta, no sin antes llamar a la madre de la menor y le pidió que alerte al 911.

Sorprendido

En seguida, enciende la cámara de su teléfono y se dirige ya decidido a encarar al conductor de la camioneta, quien tenía la ventanilla baja, nunca se percató de la presencia de Martínez porque estaba completamente concentrado en un grupo de niñas que practican deportes en las instalaciones del Hogar Escuela.

Incluso habría apuntado con su teléfono hacia donde estaban las menores, por lo que Martínez pensó que le estaba tomando fotos. Fue entonces que se decidió a intervenir. Se acercó, con la cámara de su celular como escudo, y le reclamó a Leguizamón por qué les sacaba fotos a las niñas que hacía educación física.

Asimismo, y ya con conocimiento de causa, también lo indagó por el intento de rapto de la hija de su amiga, situación en la que Leguizamón negó todo y como prueba le exhibió su teléfono celular para que vea que no había tomado fotos.

Al mirar la pantalla, lo que Fernando sí vio fue la imagen de una mujer con el torso desnudo, lo que parecía ser pornografía. Esto, por supuesto, no conformó a Martínez, quien estaba dispuesto a retenerlo hasta que la policía llegara.

Hubo un cruce de insultos, tras lo cual el ex policía se dispuso a poner en marcha su camioneta Corolla Cross, circunstancia en que Fernando metió su mano para quitarle la llave del rodado, pero no lo logró, no obstante, se mantuvo aferrado a la puerta del vehículo.

El ex policía, en tanto, arrancó y arrastró por unos 20 metros a Martínez, quien finalmente se tuvo que soltar para salvar su vida, momento en que la providencia se hizo presente, pues un taxista que vio todo, se acercó y le ofreció ayuda, creído de que el sujeto de la camioneta le había robado el celular.

Fernando asintió, pues su teléfono se cayó dentro de la camioneta, por lo que se inició la persecución. También desde el teléfono del taxista se alertó otra vez al 911. Ya en calle Caseros 139, el ex policía frenó su rodado, descendió e intento intimidar a Martínez para que lo deje en paz.

Esa maniobra fue equivocada, pues nada iba hacer retroceder a Martínez, quien detuvo al sujeto con ayuda del taxista. Minutos después, llegó un patrullero y se llevó detenido al ex comisario, lo que fue filmado y luego subido a las redes sociales.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar