La desesperación de la periodista Ángela Lerena en el estadio de Gimnasia

Deportes 07 de octubre de 2022
Ángela Lerena

La muerte de un hincha y la desesperación de miles en la cancha de Gimnasia enlutaron al fútbol argentino. Los incidentes que ocurrieron en las afueras del estadio y que la policía decidió reprender con una salvaje represión con balas de goma y gases lacrimógenos arrojaron escenas pavorosas con familias atrapadas en un recinto que había cerrados sus puertas, con niños perdidos en medio de la nube de gases, personas asfixiadas y consternación.

Fueron miles de personas las que sufrieron lo ocurrido y entre ellas estaban los periodistas Ángela Lerena, Pablo Giralt y Juan Pablo Varsky, quienes al borde del llanto detallaron lo que vieron y vivieron en una noche donde el partido más esperado entre Gimnasia y Boca terminó por suspenderse cuando apenas se habían jugado nueve minutos.

La desesperación de Ángela Lerena: periodista y campo de juego

“Fue muy feo lo que pasó. Yo estaba justo al lado del banco de Boca y de ahí vino el gas. Al principio pensamos que era humo, pero enseguida el hombre de seguridad de Boca se dio cuenta de que era un humo raro y a los segundos ya estábamos todos intoxicados y llorando porque era mucho gas lacrimógeno y pega muy fuerte”.

“Me quedé un rato ahí intentado seguir al aire hasta que mis productores me djieron ‘basta, no salimos más’, y dejamos todo ahí, los cables, los micrófonos y me refugié en el hall del estadio. Fue tremendo, nunca vi una cosa así, familias que entraban llorando, chicos perdidos, señoras, personas con discapacidad en silla de ruedas, tosiendo, intoxicadas, era como si hubieran tirado un veneno y entraba la gente lorando y tosiendo muy fuertemente”.

Noche de terror en el estadio de Gimnasia. Los hinchas intentaban escapar de la nube de gases lacrimógenos que disparó la Policía para reprimir a personas que intentaban entrar al partido con Boca Juniors (Fotobaires).

“Me preocupa la gente porque los que quedaron en la platea de donde vino el gas estaban encerrados entre el alambre y el gas y puede haber pasado cualquier cosa, ojalá no tengamos que lamentar nada serio porque podría haber sido una masacre”.

Pablo Giralt: periodista y relator

“Fue desesperante ver tanta criatura, nosotros somos padres (dijo y se quebró) Había hijos, gente grande, criaturas apetadas contra el alambrado, una escena que parecía de ficción. La verdad es que siento una tristeza muy grande, espero que el saldo final no sea... quiero pensar positivamente, que no tengamos malas noticias y la gente pueda volver a su casa. Mucha tristeza, mucho dolor, mucha angustia, es desesperante que familias que vienen a ver un partido de fútbol se vayan de la cancha de esta manera”.


Juan Pablo Varsky: periodista y comentarista

“Siento mucha tristeza. Ahora deseo que cada uno de los que todavía están acá lleguen tranquilos a sus casas y después se verá todo lo demás, pero siento mucha tristeza”. /TN

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar