La reacción de Mario Massaccesi luego de que Mirtha Legrand le preguntara si fue violado

Medios 09 de septiembre de 2019
"Nunca voy a contar en la tele algo que pertenece a mi intimidad" expresó el periodista de eltrece y La Once Diez luego de vivir un mal momento en la mesa de Mirtha Legrand: "Defiendo el derecho a preguntar, pero también el derecho a respetar la intimidad de las personas, señaló.
mirtha-legrand-mario-massaccesi-0908-776354

Mario Massaccesi pasó por la mesa de Mirtha Legrand donde tuvieron emotivos y personales intercambios. Así como informa La Nación, la confianza entre ambos hizo que Legrand le pregunte en otro tramo de su programa por un episodio muy duro, "un secreto que jamás le había confesado a su familia", como él mismo describió en una visita anterior al ciclo de eltrece.

"¿Fuiste violado?", le preguntó Mirtha, lo cual generó un silencio en la mesa. El periodista le aseguró que no iba a responderle. "No lo voy a decir. Fue mucho más que eso, fue dramático, nunca lo voy a contar públicamente". De todas formas, la conductora reiteró la pregunta.


"Viví una situación muy fea de la que salí porque tenía claro dónde tenía que ir. Por eso digo que el periodismo me salvó, he trabajado mucho para sanar"


"Toda la felicidad que yo he vivido desde los 33 años ha sanado todo el dolor que sufrí cuando era chico, adolescente, joven", expresó. Sin embargo, Legrand le marcó que en televisión se suelen compartir las cosas. En ese instante intervino otra comensal, la actriz de Monzón, Carla Quevedo, quien explicó: "Las víctimas solo hablan cuando pueden hablar, cuando quieren" y que "hay que respetar sus tiempos". 

Tras esos minutos de incomodidad, la conductora cambió el foco y le preguntó a Massaccesi si estaba enamorado, a lo que el periodista respondió que no, que nunca lo estuvo, y que suele trazar una línea cuando se trata de explayarse sobre su vida privada. "Hay que cuidarse, eso es conocerse", subrayó.

A partir de este episodio, La Nación convocó al periodista para ahondar en el tenso momento que vivió con Legrand. "No es no y tengo claro que nunca voy a contar en la tele algo que pertenece a mi vida, a mi intimidad y que me llevó muchos años sanar", agregó el periodista que tiene una trayectoria de más de 30 años en televisión y radio.

Al ser consultado por su infancia, Massaccesi recordó: “Mi infancia no fue dura, fue durísima. La infancia donde algunas circunstancias de mi vida me cascotearon y me dieron fuerte, me azotaron fuerte. Pero a la vez, a pesar de que fue una infancia, no fui feliz claramente. No tuve una infancia feliz, no fui feliz ni en la infancia, ni en la adolescencia, ni en la juventud. Empecé a ser feliz de grande. Sí debo rescatar que hubo una sola cosa que me salvó de todas las maneras que una persona se pueda salvar, que fue el sueño de querer trabajar en la tele. Eso fue lo único claro que yo tenía en medio de un infierno que estaba viviendo en medio de un montón de cosas personales que me pasaron. No familiares, porque ni siquiera mi familia participa de lo que me pasó. No lo sabe y yo no lo quiero compartir". 

El reportero Pablo Montagna, a cargo de esta entrevista de La Nación hizo mención a la redundancia con la que Mirtha Legrand le consulta el mismo tema. Ante esto, Massaccesi insistió en que son secretos que el continúa guardando: “Forma parte de mi intimidad, no me lo preguntan ni yo lo cuento, me han dicho: "Estamos abiertos a cuando lo quieras contar. Eso es una decisión tuya y nosotros vamos a respetar la decisión que vos quieras tomar respecto de eso que pasó". Lo cual habla de un respeto muy grande hacia mí, hacia el silencio y hacia preservar eso que pasó. Pero en el medio del infierno siempre hay una luz y yo por suerte sabía dónde estaba. No me quedó otra que ir en camino recto hacia la luz que era el sueño que tenía, que era trabajar en la tele, vivir de esto, poder ser feliz, viajar, conocer gente, trabajar con muchos profesionales que yo veía en la radio y en la tele, como Mónica, César, Héctor Larrea, Enrique Llamas de Madariaga, Santo Biasatti. Y todo se cumplió, mucho más rápido de lo que yo creí. Tuve todos los obstáculos del mundo, pero hubo un GPS, una guía que me dijo: "el camino es por acá". Y menos mal que seguí ese camino", concluyó.

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar