Allanamiento al Arzobispado: “No tienen excusas para no colaborar a que se conozca la verdad”

Justicia 11 de octubre de 2019
Así lo manifestó Luis Segovia, abogado defensor de Juan Carlos García y Carla Morales, quienes denunciaron al ex cura Emilio Lamas por abuso. El letrado disparó contra la Iglesia por no querer entregar la documentación voluntariamente.
Carla Morales - Luis Segovia - Juan Carlos García
Carla Morales - Luis Segovia - Juan Carlos García

En octubre de 2018, Juan Carlos García, un salteño que aseguró haber sido abusado por el ex cura Emilio Lamas cuando era adolescente, rompió el silencio y decidió denunciarlo penalmente. Días después se conoció que Carla Morales, otra de sus víctimas, siguió el mismo camino.

El abogado Luis Segovia los acompaña y lucha para que el ex sacerdote finalmente sea juzgado y se siente en el banquillo de los acusados. Ahora está en manos de la Corte de Justicia de Salta, la encargada de decidir si, por el tiempo, la causa ya prescribió o si Lamas irá a juicio.

Lo que se conoció sobre esta causa en las últimas horas es que se allanó el Arzobispado de Salta y lograron obtener el  expediente eclesiástico del proceso canónico que debió afrontar Emilio Raimundo Lamas en el seno de la Iglesia por los abusos.

Emilio Lamas, junto a su abogado, en sede judicial

“Fue un largo camino, nosotros desde el primer momento pedimos que se incorporen la documentación de la iglesia, porque se trata de una investigación que se hizo en el foro interno de la iglesia, en el cual se tomaron diferentes testimonios y nosotros queremos utilizarla para saber si hay más testigos que puedan aportar esto de interés para la causa de mis clientes,” explicó Segovia a FM Pacífico.

En este sentido, el letrado indicó que el pedido se había realizado desde un primer momento sin embargo la jueza en primera instancia y luego en apelación, se lo habían negado. Fue así que la etapa de investigación se cerró sin haber podido obtener el acta.

“Y ahora en la etapa de juicio, ya como ofrecimiento de prueba, volvimos a pedir el acta eclesiástica y luego de dos intimaciones, pidiendo que entreguen voluntariamente el acta, se procedió al allanamiento,” detalló.

 

Al respecto, aseguró que se discutió jurídicamente los privilegios que tiene la Iglesia que le permiten negarse a entregar una documentación de este tipo, sin embargo consideró que “no tienen excusas para no colaborar con la justicia cuando se trata de averiguar la verdad de hechos tan aberrantes como los que le pasaron a mis clientes.”

Segovia manifestó que se ordenó la extracción de copias legales para que pueda tener acceso a todo el expediente, el que hasta el momento no pudo analizar en profundidad.  “Finalmente triunfamos en nuestra postura y creo yo que va a servir para futuras causas y creo que es un avance democrático también en nuestra sociedad,” opinó.

 

Te puede interesar