Comodín compra locales del mayorista quebrado Emilio Luque en Tucumán

Sociedad 13 de noviembre de 2019
La cadena jujeña de supermercados anunció el ingreso a la provincia tucumana. Además abrirá en Salta otra sucursal, tomando a algunos de los empleados de la empresa quebrada Emilio Luque. Estos cumplieron ya 14 llamados a conciliaciones y nada se resolvió.
comodin - luque
Comodín compra el local de Emilio Luque en Salta

Hace menos de un mes la cadena de supermercados tucumana, Emilio Luque, cerró los 21 locales que tenía distribuidos en cuatro provincias, entre ellas Salta, dejando un saldo de más de 1.200 trabajadores sin empleo.

En este marco, la cadena de supermercados Comodín anunció la compra de 4 locales en Tucumán, de los 21 cerrados. En tanto, en Salta abriría en la primera semana diciembre una nueva sucursal, donde trataría algunos de los ex empleados de Luque. 

luque

Al respecto, el director de Comodín, Sergio Molina dijo: “entre el 16 y 20 de diciembre vamos inaugurar tres locales de Tucumán de forma simultánea y el 10 la boca ubicada en la provincia de Salta. Los locales que vamos abrir en Tucumán tienen entre 1.100 metros cuadrados y 700 m2. El de Salta, posee 800 metros”.

La cadena jujeña es una red del Grupo Alberdi, nacida en la localidad de San Pedro en la década del ’70, con un formato de venta mayorista. En la actualidad cuenta con 20 locales en la provincia y también con un centro logístico en Salta. La cadena de Emilio Luque, en tanto, trabajaba con sucursales en Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y Salta.

Situación de los empleados de Emilio Luque en Salta

Ayer se cumplieron 14 llamados a conciliaciones y nada se resolvió. Son 43 los trabajadores en Salta que no reciben sus salarios desde septiembre, indicó El Tribuno. Les deben tres sueldos y medio y al día de hoy ya no tienen demasiadas esperanzas de poder cobrar.

"Los problemas comenzaron en julio último cuando dejaron de abastecernos de mercaderías. Luego vinieron los salarios impagos y ahora no tenemos ninguna novedad. No pagaron ni la luz, por lo que tenemos que alquilar un grupo electrógeno para poder funcionar desde el 30 de septiembre. Cuesta 2 mil pesos el gasoil diario, pero ni eso podemos solventar", dijo Iván Viveros, quien es delegado de los trabajadores junto a Emilia Lazarte.

En el grupo de trabajadores hasta el gerente está involucrado porque tampoco recibe remuneración alguna. Entonces comenzaron a vender la mercadería que tenían para pagarse a cuenta de los salarios. No duraron mucho. "Nosotros somos trabajadores que jamás realizamos un paro. Nosotros queremos trabajar, pero necesitamos que nos digan algo. Nos convocaron a audiencias de conciliación, pero nadie viene y por eso no sabemos qué hacer", dijo Lazarte.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar