A pesar de las recomendaciones, largas colas de jubilados en el Banco Santiago del Estero

Reclamo 17 de marzo de 2020
A pesar de que, adultos mayores de 65 años constituyen el grupo de riesgo del Coronavirus, la entidad bancaria espera atender a decenas de personas. Ante la consulta, los usuarios aseguran que concurren al banco porque no saben utilizar el cajero automáticos para trámites bancarios.
jubilados

Una postal que se repite todos los meses, largas filas de jubilados a la esperar de cobrar por ventanilla, en la vereda del banco Santiago del Estero. Algunos pasaron la noche, pese a las amenazas del coronavirus y a las recomendaciones de quedarse en casa para evitar ser contagiados. 

Llegué ayer a las 23.30. Yo vivo en Santa Ana y en los cajeros tengo que intentar tres o cuatro veces, varias veces me pasó que voy al cajero de allá y no funciona o no hay plata, por eso hago este sacrificio. Anoche tuve que hacer un trámite y ya me quedé”, dijo una jubilada a Multivisión Salta.

Muchos de los abuelos que se encuentran haciendo la fila llegaron anoche y otros a primeras horas de la mañana. “Es mejor por ventanilla, de paso charlamos, conversamos, hay gente conocida. Hay mucha gente que ya no viene, ya viajaron”, “No se manejar el cajero. Antes venía un señor y nos ofrecía un banquito, ahora ya no viene”, son otros de los testimonios.

Si bien la mayoría de los adultos mayores que se acercan a la casa central del banco Santiago del Estero lo hacen porque no cobran por cajeros automáticos, muchos no saben cómo utilizarlo o tienen miedo de cometer algún error, otros deben resolver inconvenientes con sus tarjetas. “Yo sí cobro por cajero, pero tuve un inconveniente con la tarjeta Sol así que tuve que venir personalmente. Soy de Palpalá, pero vine acá para resolver lo de la tarjeta”, dijo una abuela.

Con respecto al temor por el coronavirus, muchos de los abuelitos manifestaron estar tranquilos, pese a mantener medidas de prevención. “Yo más le tengo más miedo al dengue. Vivo con mi hija y mi nieta. No salimos de la casa. No salimos de la casa, estamos con alcohol en gel”; “Ya no tengo miedo, pero si nos cuidamos, nos lavamos las manos. Hay que salir a pagar las cuentas”, dijeron.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar