Rescataron a dos ancianos con discapacidad que estaban en cautiverio y eran maltratados

Justicia 26 de marzo de 2021
Abuelo

El recurrente reclamo de una mujer por saber acerca de la salud de sus hermanos de 67 y 73 años, sacó a la luz una situación de maltrato y cautiverio al que estaban siendo sometidos por parte de un familiar. 

La fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género, Claudia Geria, solicitó al Juzgado de Garantías ordene el allanamiento de una vivienda de barrio Solís Pizarro, en la zona oeste de la ciudad, para  verificar el estado de salud y resguardar la integridad psicofísica de los hermanos.

Tras concretarse la medida, ambos quedaron bajo la tutela del Estado, actualmente están en un geriátrico y se les están practicando distintos exámenes médicos.

En diciembre, Mercedes, hermana de las víctimas, realizó una denuncia en la Comisaría 102 de barrio La Lonja asegurando que hace cinco años no sabe nada de sus hermanos y que presumía que otra hermana, de nombre A., los tenía secuestrados. Además, afirmó que años atrás ya había radicado la misma denuncia sin obtener respuestas.

La causa fue remitida a la Asesoría de Menores e Incapaces que, a su vez, a comienzos de marzo de 2021, la remitió a la Procuración General de la Provincia, en donde la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género N° 1 inició las actuaciones.

abuelos

Luego de varios días de investigación, la UEI elevó un informe a Geria, en el que constaban las declaraciones de distintos vecinos que aseguraban que M y G vivían con A., aunque hace tiempo no se los veía. Asimismo, los vecinos declararon que, desde la vivienda, se escuchaban gritos, sin poder precisar de quién serían ya que en el domicilio también viven un hijo de A. con discapacidad y otro, con antecedentes penales por abuso sexual.

Se realizó el allanamiento y secuestro de: tickets y constancias que hubiera en torno al pago de préstamos a nombre de los damnificados; recetas e indicaciones médicas; medicación no autorizada o prescripta profesionalmente; constancias de salud que acrediten el estado de salud o atención médica del último tiempo; y documentos personales de los damnificados que se encuentren en poder de la denunciada y/o sus familiares, para ser entregados a las víctimas o a sus familiares.

Además, Geria solicitó que se realice una inspección ocular en el lugar donde se encontraban M y G a fin de determinar si se encontraban privados de su libertad o si tenían libre circulación, tanto dentro del hogar como hacia el exterior.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar