Para los jueces, Rosa Torino se aprovechó de su investidura religiosa para cometer los abusos

Justicia 19 de julio de 2021 Por InformateSalta
rosa torino

El pasado 8 de julio y luego de casi dos semanas de juicio se dictó la sentencia contra el religioso Agustín Rosa Torino, quien llegó al banquillo acusado de abusar sexualmente a tres personas de la congregación, con el agravante de ser ministro de culto. 

El tribunal estableció una condena de 12 años de prisión efectiva para el sacerdote, dando a conocer los fundamentos de su condena en un fallo de más de 170 páginas. El inédito juicio a nivel nacional por abuso sexual contra el fundador de un instituto religioso tuvo nueve audiencias de debate en la sala de grandes juicios y contó con cerca de 50 testigos.

En este extenso documento los jueces destacaron la manipulación espiritual basada en su figura de sacerdote y "guía espiritual" para cometer los abusos sexuales. El Tribunal juzgó como "atroces” los abusos consumados por Rosa Torino e indicó que se basó tanto en las testimoniales de las víctimas como del aporte de testigos presenciales de los hechos.

Durante las testimoniales, dos sacerdotes y dos ex miembros del Instituto advirtieron también haber sufrido abusos por parte de Rosa Torino. En los diferentes testimonios se escuchó repetir el miedo como un obstáculo para denunciar. Además de los relatos, las pericias psicológicas y psiquiátricas del cura tampoco le fueron favorables. 


Rosa Torino (2)Rosa Torino: Un testigo dijo que fue a confesarse y el acusado le habló de sexo

Caso por caso

Yair Gyurkovitz, Valeria Zarza y Jonatan Alustiza son las víctimas que se atrevieron a denunciar los abusos que sufrieron dentro de la congregación, por parte de Rosa Torino. 

En el caso de Yair, los jueces lo condenaron por abuso sexual gravemente ultrajante por la duración, agravada por ser el autor un ministro de culto reconocido. El joven tenía 14 años al momento de los abusos que, para los magistrados, hay muestra de que el sacerdote se aprovechó de la "inexperiencia, la edad, la inocencia y el afecto que el menor le tenía" para efectuar los tocamientos "al menos diez veces". 

Rosa Torino

En el caso de las denuncias de Jonatan Alustiza, se lo condenó por abuso sexual simple agravado por ser ministro de culto reconocido. En el caso del joven bonaerense, se repasaron los tocamientos con la excusa de una "posible varicocele. Los jueces interpretaron estos abusos como una "situación degradante" para el denunciante, que afectó su "libertad sexual". En este caso, también destacaron "la investidura que revestía el imputado", para resaltar el aprovechamiento de esa condición. 

Tanto Yair como Jonatan también denunciaron a otro sacerdote del instituto de Rosa Torino, el cura Nicolás Parma, por abusos que habrían sido cometidos en el sur y que serán juzgados allí en octubre. Si bien el Tribunal evitó remitirse al hecho que será juzgado por sus colegas en los próximos meses, si advirtieron que cuando Rosa Torino fue puesto en aviso, "pidió que por favor nunca nadie sepa lo que le pasó, que resguarde el nombre del instituto y que cuide el nombre del sacerdote, que simplemente era una debilidad, que perdone y que olvide todo".

Finalmente, en el caso de las denuncias hechas por la ex monja Valeria Zarsa, los operadores de la Justicia rechazaron el pedido de imprescriptibilidad solicitado por los defensores del sacerdote. También destacaron la relación de subordinación en este caso entre por la entonces monja y el sacerdote: "Siendo el acusado el fundador y director de la parroquia se esperaba que otra fuera su conducta", advirtieron.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar