Se colaron en una fiesta en Bº Intersindical y abusaron sexualmente de la anfitriona

Justicia 23 de noviembre de 2022
abuso

El aberrante hecho ocurrió en una casa del barrio Intersindical, en la zona sur de la ciudad, en octubre del año pasado. Los dos responsables, de 31 y 33 años, fueron condenados a nueve años de prisión por abusar de una joven que, gracias a mensajes enviados a un amigo, pudo ser rescatada por la policía.

Todo ocurrió en medio de un festejo, cuando los dos jóvenes, que llegaron de colados, se quedaron hasta que el resto de los invitados se marcharon, circunstancias en que abordaron por la fuerza a la dueña de casa, a quien abusaron en una de las habitaciones.

En un momento, sin embargo, cuando los agresores discutían sobre quien iba a abusar de la joven en primer lugar, ella aprovechó y le mandó mensajes a un amigo, quien había traído a su casa a los dos sujetos, que fueron detenidos por la policía.

Los protagonistas de este episodio, fueron Manuel Alejandro Chávez y Marcos Iván Gallardo, de 33 y 31 años. El primero es cadete y el segundo trabaja en un lavadero de autos y eran amigos de un joven que si conocía a la víctima.


abusoSecuestró, golpeó y abusó a su ex pareja, quería que retomaran la relación

Según el relato de la víctima, la noche del hecho preparó todo en su casa, incluso le pidió a su madre permiso para disponer del inmueble, quedándose sola en la propiedad. Dos horas antes del horario pactado para la fiesta, uno de sus amigos, quien había dicho que iría con otra amiga, también conocida, pero apareció de imprevisto acompañado de los condenados.

El comportamiento de Chávez y Gallardo, no era el mejor, pues se sentaron en la sala y comenzaron a beber, para luego hablar una y otra vez de fumarse un faso, tanto que la joven pensó que efectivamente llevaron marihuana.

La fiesta se desarrolló sin inconvenientes y, dado que ya era de madrugada, los comensales comenzaron a retirarse, entre ellos el amigo que había llevado a su casa a los dos desconocidos, quien no hizo caso de las indirectas y se quedaron en la sala.

Discutían por el turno

A eso de las 2 de la madrugada, cuando ya no había nadie, la joven se quedó en la sala, pues debía vigilar que nadie se robe algo. Fue en esos momentos, en que los extraños se levantaron y uno de ellos, comenzó a acosar a la víctima, la que decidió meterse en el baño para evitar el mal momento.

Al salir, esperanzada en que Chávez y Gallardo ya se había ido, se topó con ambos, quienes esperaban que salga del baño. La redujeron y la llevaron a una habitación donde iban a violarla, circunstancias en que sucedió un hecho que le permitió pedir ayuda.

abusoescuelacompañeros

Entre los dos atacantes, surgió una disputa que fue subiendo de tono y la misma radicaba en el turno en que iban a someter a la joven, quien, si bien no pudo escaparse de la habitación, sí aprovechó el descuido de los abusadores y le mandó mensajes al amigo que los había llevado a su casa.

Uno de ellos abusó sexualmente de ella, que en medio del pánico logró persuadirlos para que le permitan ir a poner música, allí aprovechó para mandarle mensajes a su amigo, quien, a los pocos minutos, se presentó en la vivienda y, casi a la par, lo hizo un patrullero del 911, el que redujo y detuvo a los dos acusados, quienes ahora, en el juicio, fueron hallados culpables por la jueza Mónica Faber.

En su fallo, la magistrada dejó en claro la responsabilidad en el abuso sexual que denunció la víctima, quien reveló no sólo el sometimiento en la habitación, sino también otros hechos de manoseo que ocurrieron en la sala de la casa, cuando la víctima fue abordada por Chávez y Gallardo.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar