¿Adentro o afuera?: la imagen de la polémica por la que quedó eliminada Alemania del Mundial de Qatar 2022

Mundial Qatar 2022 01 de diciembre de 2022
de

El Mundial de Qatar 2022 ya tenía varias polémicas pero este jueves decretó su máximo escándalo hasta el momento. Ocurrió en el gol que le dio a Japón la victoria sobre España para avanzar a octavos de final como primero del Grupo E y eliminar a Alemania.

Iban cinco minutos del segundo tiempo. Ritsu Doan ya había convertido el empate parcial contra España. Pero Japón iba por más, conciente de que se jugaba el pasaje a la próxima ronda. Fue entonces cuando un error del árbitro sudafricano Victor Gomes le permitió conquistar el 2-1.

Doan, el autor del primer gol, vio libre a Kaoru Mitoma en el segundo palo y hasta allí fue la pelota. El 9 japonés se estiró y mandó el centro que Ao Tanaka empujó para el 2-1.


silla“Milagro en Qatar”: fueron en silla de ruedas a ver a la Argentina contra Polonia y terminaron cantando parados


Sin embargo, algo que a simple vista había sido advertido, no fue percibido por el árbitro sudafricano ni por el VAR: la pelota había salido en su totalidad de la cancha antes del centro.

Tanaka salió desesperado a gritar el 2 a 1 pero Gomes le puso suspenso a la jugada, cuando se quedó a la espera de una ayuda del VAR. Después de unos instantes que parecieron eternos, convalidó el gol japonés.

Recién diez minutos después, la transmisión oficial mostró cuadro por cuadro y con zoom cómo la pelota había cruzado la línea de fondo en su totalidad.

Sin embargo, ante esa imagen carente de tecnología, la FIFA podría argumentar que algún milímetro de la circunferencia del balón estaba sobre la marca de cal, por lo que el gol podía ser correctamente convalidado.

Aunque la pelota tiene un chip que permite determinar si la pelota entra o no al arco, ese instrumento tecnológico no es suficiente para determinar si la pelota sale de los límites del campo de juego porque el sensor está en el arco.

Tampoco sería útil el offside semiautomático, dado que esa nueva herramienta de la FIFA solo utiliza las posiciones de los jugadores para determinar si alguno está en posición adelantada, como ocurrió en el debut de la Selección Argentina con Arabia Saudita.

"Yo he visto una foto que debe estar trucada. O manipulada. No puede ser que esa imagen sea verdad. No tengo más que decir", opinó Luis Enrique después de la derrota.

El recuerdo de 2002

La selección española revivió ante Japón uno de sus fantasmas futbolísticos más recientes: el de aquel balón servido por Joaquín a la cabeza de Morientes ante la República de Corea que nunca llegó a salir por la línea de fondo en los cuartos de final del Mundial 2002.

En ambos casos el destino salió cruz para el combinado español pero en esta ocasión el castigo fue menor ya que España, pese a verse relegada al segundo puesto del grupo tras su derrota, sigue al menos teniendo opciones en el torneo.

Veinte años atrás esa red salvadora no existió. En un enfrenamiento que se fue complicando, en parte porque el árbitro Gamal al Ghandour había anulado previamente con polémica un gol a Iván Helguera, los hombres de José Antonio Camacho se vieron obligados a recurrir a la prórroga.

Y en el arranque de ese tiempo extra de nuevo el árbitro sería protagonista al considerar que Joaquín había enviado desde fuera del campo un centro para Morientes que acabaría en la red. Las repeticiones demostraron el error con una diferencia: por entonces, no existía el VAR.

El fútbol ha avanzado en este sentido pero aún así la duda sigue teniendo su espacio. Tanto es así que la jugada que desembocó en el 2-1 de Tanaka, similar en la foto a aquella de Joaquín, debió ser revisada con detalle antes de darse por buena. De esta manera España visualizó de nuevo un episodio traumático que, espera, no sea mal augurio en el futuro. /Clarín

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar