Apartan a un juez y un fiscal por irregularidades en una causa de corrupción de menores

Justicia 25 de enero de 2018
Jorge Bejarano fue denunciado por la madre de la menor en Las Lajitas. Con serias irregularidades pretendieron llevarlo a juicio abreviado por un delito menor a pesar de las pruebas en su contra.
trata-mujeres

El juez Garantías de J. V. González  Héctor Sebastián Guzmán,  el fiscal Gonzalo Gómez Amado y los funcionarios del Ministerio Público Fiscal Oscar López Ibarra y y Marcela Liliana Elías, fueron apartados de sus cargos tras la denuncia de una Asesora de Menores e Incapaces que los acusó de pretender llevar a juicio abreviado a un hombre acusado de corrupción de menores en perjuicio de una menor.  

El recurso de queja cayó en manos de la jueza de Impugnación Patricia Rhamer, quien al descubrir las irregularidades durante la instrucción (investigación del caso), no sólo ordenó el apartamiento de los magistrados sino que cambió la carátula de la causa por el delito de corrupción de menores y privación ilegítima de la libertad.

Jorge Bejarano fue denunciado en mayo del año pasado por la madre de una menor, que hoy tiene 15 años, por abusos, agresiones físicas, maltratos, amenazas y sometimientos. La mujer en su momento pidió asistencia judicial y no radicó la denuncia por miedo.

El relato de la mujer fue tan espantoso que la Asesora decidió iniciar las averiguaciones de oficio y tras los primeros datos se ordenó una Cámara Gesell a finales de mayo. Las acciones llevadas adelante, entre ellas informes ambientales alertaron aún más la peligrosidad del caso.

Si bien hasta el momento no se pudo establecer el vínculo entre la víctima y el acusado, tras varios intentos la joven terminó confesando los horrores que vivió a manos de Bejarano. Su madre agregó que él la tenía encerrada, no la dejaba hablar con nadie y mucho menos salir, a tal punto que abandonó el colegio.

La causa fue investigada por el fiscal Gonzalo Gómez Amado quien en un principio caratuló el hecho como corrupción de menores. El acusado tiene vínculos políticos y fue detenido, luego recibió el beneficio de la prisión domiciliaria.

Con el correr de los meses, Amado presento escritos que terminaron minimizando el delito a estupro, una relación amorosa entre un mayor de edad y un menor. A eso se sumó un pedido de elevación a juicio para dar por terminado el caso.

Al ver las irregularidades la Asesora presentó un recurso de queja advirtiendo que los magistrados estaban beneficiando al acusado con un hecho gravísimo y donde se estaba vulnerando a la víctima y sus dichos.

El recurso fue analizado por la fiscal de Impugnación María Josefina David quien pidió la nulidad del dictamen del fiscal de requerimiento a juicio y que se aparte a los funcionarios, finalmente la jueza Patricia Rhamer hizo lugar al pedido y ordenó la detención y traslado a Metán del acusado Jorge Bejarano.

En los fundamentos no solo hicieron hincapié en las irregularidades del proceso sino también en los derechos del niño y que la víctima no fue protegida como lo indica la ley, por el contrario no tomaron en cuenta su declaración de los horrores vividos a manos del acusado.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar