El IPS, en llamas: hay malestar en empleados y afiliados

Sociedad 18 de marzo de 2020
La gente se queja por las demoras y las largas filas, y los trabajadores por tener que atender trámites que no revisten urgencia. Reclaman por la falta de organización y aseguran que no se respetan las medidas tendientes a evitar la propagación de la enfermedad.
ips logo

Nos están exponiendo a todos”, es el reclamo que une a empleados y afiliados de Instituto Provincial de la Salud de Salta (IPS), cuyas dependencias continúan con sus puertas abiertas con acceso limitado de personas en el marco de la emergencia sanitaria bajo la que se encuentra nuestro país.

Los primeros en explotar fueron los empleados, sobre todo tras la decisión del organismo de habilitar dos bocas de expendio más adicionales a las ocho ya existentes para la compra de órdenes y autorización de prácticas. Los trabajadores aseguran que la gente acude por temas que a su criterio no revisten urgencia, como ser autorizaciones para podología, psicología, fisioterapia, nutrición, o renovar un carnet que está vencido desde hace mucho tiempo.

ordenes de consulta IPS

En ese marco, consideran que contrariamente a las últimas medidas, deberían suspender por las próximas dos semanas las prácticas médicas ambulatorias y los expedientes administrativos. “Lo único que consiguen es que los abuelos y la gente salgan a hacer trámites en vez de quedarse en sus casas arriesgando la vida  de todos”.

En la oportunidad, explicaron que los casos de urgencia  se autorizan por sistema. “No hay necesidad de abrir las sucursales, lo único que están logrando es que la gente vaya más y se concentren más en un espacio reducido y cerrado”, señalaron.

gladys sanchez ips

Y por si esto fuera poco, la gente tampoco está contenta. La mayoría se queja por las demoras, las largas filas, y que no se mantiene la distancia de un metro, por lo cual, quedan expuestos al contagio. Una de las alternativas propuestas, como ocurre en otras instituciones, es habilitar canales electrónicos para garantizar el servicio, aunque no todos están de acuerdo.

Pensando en sus afiliados, el IPS decidió, como paliativos, dar prioridad de atención a los adultos mayores (mayores de 60 años) en el horario de 7,30 a 9,30 y habilitar la posibilidad de iniciar expedientes en las distintas oficinas, como así también suspender las derivaciones intra y extra provinciales, salvo aquellas de carácter urgentes. 

Lo cierto es que nadie está feliz, y las caras largas son muchas.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar