El intendente de Rosario de Lerma justificó el quinto caso positivo con la falta de trabajo

Coronavirus 13 de mayo de 2020
Enrique Martinez señaló que, como gestiones anteriores no generaron fuentes de empleo, llegó el virus a su comuna a través de una trabajadora golondrina. Afirmó que los vecinos enojados “están agitados políticamente”. Aún no saben si la paciente mantuvo contacto con otras personas.
corona-virus-rosario-de-lerma-1024x567

Siguen las novedades en torno al quinto caso positivo de coronavirus registrado en la tarde del martes en la provincia de Salta, más precisamente en la localidad de Rosario de Lerma, donde la noticia causó temor por parte de los vecinos, quienes inclusive generaron episodios de violencia.

Al respecto de la paciente portadora de la enfermedad, el intendente de esa comuna, Enrique Martínez, dialogó con el canal Multivisión Federal donde amplió los detalles del caso: “Gracias a Dios se lo encontró con los protocolos que hace el hospital, en conjunto con la Policía y el municipio”.

Del mismo modo, indicó que se está trabajando “para saber qué pasó en estos días” de la cuarentena de la paciente, respecto a su estuvo en contacto con otras personas y su pertinente identificación. En cuanto a la procedencia de la mujer, señaló que es una vecina de la municipalidad quien “una vez que termina la cosecha, como otros empleados golondrinas se van a San Juan, a Santa Cruz, a diferentes producciones a buscar ‘su mango’ para la casa”.


“Esto fue un caso fortuito, le puede pasar a cualquiera”, manifestó a su parecer


Dicho esto Martínez apuntó a que “gestiones anteriores no pudieron gestionar más fuentes de trabajo y por eso (los rosarinos) se tuvieron que ir” a otras provincias, argumentando la razón del porqué la mujer se volvió portadora de la enfermedad. “Yo vengo de la parte empresarial, poniendo todo para que la mayor cantidad de trabajadores se queden aquí, sin emigrar ni salir de sus raíces”, se defendió.

En cuanto a la actitud de los vecinos, aseveró que “fue irresponsable manifestarse de esa manera, estos vecinos están agitados políticamente”. Consultado si la paciente estuvo en un asado o con albañiles, como se rumoreó, el intendente dijo que “no hubo albañiles, es una casa de madera”, mientras se sigue averiguando con quién mantuvo contacto la mujer.

Con respecto a medidas futuras, el jefe comunal adelantó que se hará un nuevo hisopado a los repatriados para estar más tranquilos sanitariamente. “Está todo bajo control, que los vecinos se queden tranquilos”, dijo.

caso coronavirus rosario de lerma

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar