Fiesta clandestina en Rosario de la Frontera, se agrava la situación de los organizadores

Justicia El martes
Se trata de dos hombres que ignorando las restricciones organizaron en R° de la Frontera una fiesta a gran escala. La justicia decidió imputarlos por delito de violación a las medidas adoptadas por el COVID-19.
clandestina

Días atrás InformateSalta hacía hincapié sobre la falta de responsabilidad y de control en lo que refiere a fiestas clandestinas en el marco de las restricciones por la pandemia. San Lorenzo y Rosario de la Frontera fueron las localidades más cuestionadas.  

Este martes se pudo saber que aquella fiesta a gran escala realizada en Rosario de la Frontera, en una finca conocida como "La Soñada" había sido organizada por Adolfo Marinaro Rodó y  un gastronómico llamado José Alfredo Troichuque. Participaron del evento más de 100 personas.

El día 22 de Junio en la madrugada un patrullaje preventivo advirtió gran circulación de autos por ruta provincial 25 y música a alto volumen que venían desde el interior de la finca señalada.

 

Fue así que alrededor de las 6 de la mañana, con la colaboración de personal de Seguridad Vial, se logró interceptar nueve vehículos, entre autos y camionetas, que se retiraban del lugar y se detectó que sus ocupantes no usaban barbijo, no tenían permiso de circulación y algunos se encontraban bajo los efectos del alcohol, por lo que fueron demorados e infraccionados.

Con los elementos de convicción necesarios, el fiscal Oscar López Ibarra informó que imputó el pasado viernes a ambos como coautores del delito de violación a las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Previamente, había solicitado al Juzgado de Garantías en turno, orden de allanamiento en la propiedad donde se realizaba la fiesta y se secuestraron elementos de ornamentación, vajilla, bebidas alcohólicas, freezers y otros de interés para la causa a fin de poder establecer la existencia del evento social a gran escala.

Se pudo conocer que Alfredo Marinaro Rodó, es el propietario del lugar donde se organizó la reunión y Troinchuque, “Xuxa”, se desempeña en el rubro gastronómico y ambos están sindicados como los organizadores de una fiesta a gran escala, violando las normas sanitarias vigentes en el contexto de pandemia.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar