¿Conviene asegurar la casa?

Sociedad 20 de junio de 2021
1109 - foto 1

Para muchas personas, los seguros de vivienda son totalmente desconocidos a pesar de que cada vez hay más contrataciones de este tipo de coberturas. ¿Qué cubre un seguro de hogar? ¿Cuánto cuesta aproximadamente contratarlo? ¿Es más conveniente pagarlo mes a mes que afrontar los gastos que van surgiendo eventualmente?

En este artículo, analizaremos los costos y beneficios de acceder a un seguro de hogar para ayudarte a tomar una decisión.

Aseguradoras que brindan la prestación

En el mercado hay muchos prestadores de seguros, algunos se dedican exclusivamente a ese rubro y otros son parte de los servicios que brindan otras instituciones, como las bancarias. 

Una buena manera de definirse por un seguro es considerar si ya tenemos alguno contratado dentro de una aseguradora con la que estamos conformes, ya que nos será más fácil consultar y agregar otro servicio dentro del mismo paquete. 

Algo similar sucede con los seguros ofrecidos por los bancos. Si somos clientes, contratar un seguro dentro de la misma institución nos resolverá cuestiones como la obtención de información, la tramitación del modo de pago y hasta podremos acceder a ofertas exclusivas.

¿Qué cubre un seguro de hogar?
Muchos creen que los seguros de hogar se restringen a cubrir situaciones de grandes siniestros como incendios, derrumbes o destrucción total; pero han ampliado mucho sus coberturas. 

Los seguros de hogar ya no son algo que utilizaremos en el remoto caso de que un tornado nos destruya completamente la casa, situación en la que no cabe duda de que son convenientes. Además de esa cobertura, hoy incluyen muchos otros servicios que los hacen muy atractivos.

Por lo general, todos los seguros de vivienda cubren los daños materiales causados por fuego, explosión o fenómenos naturales como rayos, granizo, tornado, vendaval. También los daños ocasionados por incendios o por agua dentro de la casa. 

Si tenemos la desgracia de atravesar un imprevisto de este tipo, tendremos todos los arreglos y la reposición de los objetos, lo cual nos evitará empezar de cero. Además, muchos de los seguros incluyen los gastos de limpieza, retiro de escombros y gastos de alojamiento para quienes hayan sido víctimas de un siniestro de este tipo.

1109 - foto 2

Electrodomésticos y otros bienes

Más allá de los grandes siniestros que afortunadamente son poco frecuentes, los seguros cubren los electrodomésticos que tenemos dentro de la casa. Para una economía familiar media, reponer una heladera que se rompió y no tiene arreglo o volver a comprar la computadora portátil que robaron implica un enorme esfuerzo y cuotas que se prolongan por años.

En este sentido, los seguros de hogar son muy convenientes, ya que cubren los electrodomésticos de la casa. Si se rompen, se pierden o los roban, la aseguradora los repone evitándonos tener que afrontar nuevamente el alto costo de comprarlos.

Lo mismo sucede con los cristales, vidrios y espejos instalados en la casa. Si se rajan o se rompen, podremos hacer que el seguro se encargue de afrontar los gastos.

Asistencia en el domicilio

Este es uno de los servicios que ha cobrado más popularidad entre quienes se han definido por contratar un seguro de vivienda. 

Y es que los problemas de plomería, gas, electricidad son un dolor de cabeza. Resolverlos suele ser urgente y puede significar gastos imprevistos imposibles de afrontar. Además, conseguir al personal idóneo que se encargue de resolverlo es también problemático, requiere de mucho tiempo y paciencia.

Por eso, las aseguradoras han encontrado la veta de ofrecer estos servicios dentro de los paquetes de seguro de la vivienda. Actualmente, la mayoría ofrece asistencia en el domicilio las 24hs del día, los 365 días del año.

La asistencia incluye servicios de plomería y gasista para reparar cañerías, llaves u otras instalaciones; y electricidad para los casos en que falte el suministro debido a un problema interno de la vivienda. 

Muchos ofrecen también servicio de cerrajería, lo cual garantiza el acceso inmediato a la vivienda frente a la pérdida o el robo de las llaves. 

Cuánto cuesta un seguro de hogar

Los seguros de vivienda se basan en sumas máximas por rubros que son establecidas de antemano. El valor de la cuota mensual dependerá de qué suma se va a asegurar para cada rubro. Por esa razón, es variable y flexible, ya que nos permite elegir en qué rubros invertir más para asegurarlos.

A su vez, a través de este mecanismo, no es necesario que la aseguradora realice una inspección en el hogar para contratarlo y es posible actualizar los montos cuando consideremos que quedaron desactualizados en relación al valor de los bienes. 

Una vez que nos definimos por contratarlo, a partir de las 00hs del día siguiente entra en vigencia y se mantiene de esa manera siempre que se abonen las cuotas en tiempo y forma.

En conclusión, si bien incorporar un nuevo gasto mensual es una cuestión a considerar dentro de cada economía familiar, la contratación de un seguro de vivienda nos puede ahorrar mucho dinero y problemas ante situaciones imprevistas con las que, por lo general, es difícil lidiar.  

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar