Condena al cura Parma: “Un animal como este no puede estar en la calle de la ciudad”

Justicia 09 de septiembre de 2021 Por InformateSalta
Alustiza

Así lo expresó una de las víctimas del cura que ayer recibió una condena de 17 años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual en la causa que le iniciaron dos menores cuando eran seminaristas en la parroquia Exaltación de la Cruz en Puerto Santa Cruz, ubicada a 250 kilómetros de Río Gallegos.

De acuerdo al fallo, el sacerdote Nicolás Parma es "autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple doblemente agravado por haber sido cometido por un ministro de culto, encargado de la educación y guarda de menor conviviente de 18 años en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante doblemente agravado por haber sido cometido en la modalidad continuada".

Nicolás Parma

Jonatan Alustiza contó que conoció a Parma cuando era novicio en la iglesia Exaltación de la Santa Cruz, hace 12 años, en Puerto Santa Cruz. En ese momento el señor Parma era cura párroco del pueblo. Desde el 2009 al 2012 estuve allí”.

El joven recordó que los primeros abusos se dieron a mediados del 2009 “cuando yo tenía 14 años y en el 2010 ingresaron más menores para integrar esa comunidad que se estaba formando, en el 2011 y 2012 también”.

cura

La víctima añadió que durante todos esos años, “él fue abusando de mí no sólo sexualmente sino un abuso total de la autoridad, abuso de conciencia, nosotros no podíamos pensar, teníamos que hacer todo lo que el superior decía, hasta para ir al baño, era sumamente autoritario, nosotros naturalizamos todo eso a tal punto que era nuestra vida diaria el pensar como él quería que pensáramos”.

Tras conocerse la condena, Alustiza se manifestó conforme. “Un animal como este no puede estar en la calle de la ciudad, le deberían haber dado condena perpetua pero estoy satisfecho con los 17 años”.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar