Desborde del Pilcomayo: 100 familias evacuadas y temor por la rotura de las defensas

Interior 28 de diciembre de 2021 Por InformateSalta
pilcomayo defensas

En medio de la preocupación que se vive en Salta por la amenaza de la tercera ola del COVID-19, las comunidades del norte provincial están alertas por otra situación de igual peso, ante la gran crecida que sufrió el río Pilcomayo en las últimas horas, temiendo más desbordes y más evacuaciones.

Cabe señalar que, producto de las precipitaciones que tuvieron lugar en Bolivia durante las fechas navideñas, la cuenca del cauce creció repentinamente causando desbordes en la zona de Santa Victoria, con la rotura de algunos de los anillos de defensa y contención, lo que derivó en la evacuación de algunas familias.

Al respecto de esta situación el programa Activados de la cadena VideoTar dialogó con el intendente Rogelio Nerón quien señaló cómo estaba la situación hasta ayer por la tarde. “Hay preocupación, no se ve que haya alguna bajante, está subiendo el agua y reventó en la zona de Santa María, en Monte Carmelo, en Curvita y preocupa mucho”, aseguró.

Del mismo modo remarcó que el temor ronda en que se puedan romper otros anillos, lo cual podría complicar a más comunidades y parajes. “Vemos que las defensas se están desmoronando poco a poco, si sigue así el agua, no sé si aguante 15 días”, vaticinó el intendente sumando como otra preocupación que, en caso de subir el caudal, arrastre el puente de Santa María dejando aislada al 80% de la población local.


“Estamos evacuando a la gente, ya vamos sacando más de 100 familias, el 25 a la noche evacuamos familias de Monte Carmelo”


Quien también habló del tema fue el cacique Celedonio Torres, de la comunidad wichí San Luis, quien enfatizó al medio citado que la comunidad más afectada es la de Monte Carmelo. “Las casas no son de techo de chapa, son de piedra, de palo santo”, comentó como detalle de las edificaciones de aquellas personas que debieron ser trasladadas por prevención.

Mientras tanto los pobladores locales pusieron manos a la obra y, en medio del barro y el agua, trabajando con los recursos que tienen para reforzar provisoriamente los anillos y las defensas del río. “Estamos evitando que el agua del río entre al pueblo, desde hace varios días la crecida nos está afectando y se están partiendo las defensas, estamos juntando bolsas, con palas, con machetes, para evitar todo esto”, aseguró un lugareño.


“Tenemos cosas por perder, no es solo material, hasta los animales los tenemos que salvar”


Vale comentar que hasta la tarde de este lunes, se había registrado un pico máximo de 6,30 metros al que llegó el río Pilcomayo en Villamontes, en territorio boliviano, por lo cual las comunidades de Santa Victoria Este estaban en alerta. Con este dato y los registros de los últimos días, se esperaba otro incremento del caudal del río en las próximas horas, lo que podría derivar en más evacuados y aislados.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar