Para Urtubey, la inflación es otra guerra perdida: "Necesitamos mejorar los niveles de confianza"

Opinión 22 de marzo de 2022 Por InformateSalta
multimedia.normal.8bd32bce7021eba5.436170747572612064652070616e74616c6c6120323032322d30332d323120615

Es curioso, recordaba a Einstein cuando, por lo menos le asignamos a él la frase que decía “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando tener resultados diferentes”. Y la pregunta es ¿haciendo lo mismo que siempre, esperamos vencer a la inflación?

El camino elegido por el Gobierno en esta nueva guerra, en esta épica planteada como una guerra, nos lleva al planteo del control de precios, restricción de exportaciones, suba de aranceles y amenaza con Ley de Abastecimiento.

La pregunta es la siguiente ¿el juego de estas cuatro variables nos lleva a otro lugar diferente que a la retracción de la actividad económica? Que significa todo este tipo de medida, lo que van a lograr es que la pauta esperada de más del 3% de crecimiento económico este año sea inclusive menor.

Entonces ¿el planteo cuál es? Que si ese crecimiento es menor, la única manera que le ganemos esta guerra a la inflación con estas armas que hemos elegido, repito: control de precios, restricción de exportaciones, suba de aranceles o inclusive amenaza con la Ley de Abastecimiento, el único camino que tienen es acompañarlo con un fuerte ajuste fiscal. Esto es un fuerte ajuste en el gasto público argentino.

La pregunta es ¿Es un camino elegido por un gobierno que se autocataloga como un gobierno progresista y popular? Daría la sensación de que estamos tomando un camino equivocado. El camino acertado para combatir la inflación es acelerar el proceso de la actividad económica, es llevarnos a una Argentina donde haya cada vez más inversión, cada vez más actividad económica y eso genere que ese crecimiento económico termine licuando el gasto público. Recordemos que si nosotros tomamos el análisis del gasto público del último año, el gasto público de la Argentina creció más que la inflación. Quiere decir que es uno de los principales motores de la inflación.

El camino es ¿van a ir a un ajuste? Me parece muy difícil. Pareciera que el camino menos cruento, el camino más saludable y más popular para los argentinos sería lograr mayor crecimiento de la economía y en esa economía que crece, que el gasto público crezca menos. Eso nos lleva a un equilibrio fiscal acompañado de alguno de los compromisos que hubo con el Fondo, de mayor responsabilidad en política monetaria y mayor crecimiento vinculado a nuestras reservas, podamos tener una Argentina que de una batalla mucho más sustentable vinculada al problema endémico que tenemos de la inflación.

Por eso, la duda y el temor que aparecen cuando uno escucha todos estos planteos es ¿estamos frente a la inevitable derrota en otra guerra que se encara con armas equivocadas, con dirección equivocada y lamentablemente con una épica ya vetusta?

Por eso, el camino y la reflexión es: nosotros necesitamos mejorar los niveles de confianza en la Argentina, nosotros necesitamos que aquellos que invierten en la Argentina sepan que tienen que lograr realizar la inversión, no es dos, tres años, porque cambia todo, sino que requiere décadas recuperar su inversión. Si alguien tiene que recuperar su inversión en cuatro años, la inflación va a tener un piso del 25% anual, obviamente, porque es el piso sobre el cual tiene que empezar a trabajar. Entonces uno de los problemas, más allá de los prejuicios ideológicos, más allá de todas estas cosas, es ¿vamos a seguir insistiendo con las mismas recetas en las cuales hemos fracasado?

Al principio recordaba a Einstein, por lo menos le asignamos a él la frase. Sería bueno que los argentinos empecemos a pensar un poquito más sustentablemente de cómo nuestras políticas públicas inciden en la calidad de vida de nuestra gente. Parece que esta batalla que empezamos, la empezamos a perder el primer día.

Columna de Juan Manuel Urtubey por FM Aries

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar