Sin coca, bijou o maquillaje: La policía acentúa sus medidas preventivas contra el COVID-19

Sociedad 12 de mayo de 2020
Deben acatar ciertas restricciones dentro de su horario laboral. Entre los puntos, se prohíbe que los efectivos fumen y coqueen. Las mujeres no podrán usar aros, relojes o pulseras, ni tampoco maquillarse. “Es una cuestión reglamentaria que también tiene carácter preventivo”, señaló el Jefe de Prensa de la Policía, Miguel Velarde.
coca poli

Luego de que trascendiera una orden del día 4 de mayo en la que se enumeran ciertas restricciones y recomendaciones para los efectivos policiales, InformateSalta dialogó con el comisario Miguel Velarde, quien se desempeña como Jefe de Prensa de la institución. 

Muchas de estas restricciones ya formaban parte de las disposiciones reglamentarias que asumen los efectivos policiales y, ante la pandemia, fue necesario acentuarlas. 

“El personal policial por disposición reglamentaria no puede utilizar elementos de decoro personal como bijouterie, cadenas, aros: es por razones de seguridad”, explica el comisario en torno a la prohibición de la utilización de objetos personales de tipo decorativo.


“Cuando uno interviene puede lastimarse, lastimar a otro engancharse llevando este tipo de elementos”


Sumado a esto, el comisario señaló que indagando medidas de seguridad encontraron que el COVID-19 permanece más tiempo sobre estas superficies metálicas por lo que se insistió en desestimar su uso. “En la cuarentena empezamos a indagar en medidas de seguridad y así encontramos que la utilización de estos objetos hacen que sea más posible que el virus se transporte”, agregó Velarde añadiendo que lo mismo ocurre con los maquillajes. “Utilizar maquillaje hace que la persona sea más receptiva por eso sacaron estas medidas preventivas”, dice.

Todas estas medidas expuestas cuentan, como indica el comisario, con el aval de los profesionales en medicina de la policía y Bienestar Policial.

nota policia

Prohibido coquear

Tratar el tema del coqueo siempre es delicado por tratarse de una costumbre arraigada en el NOA. Reconociendo esta práctica como habitual, Velarde reiteró que los efectivos policiales deben abstenerse de coquear durante su horario laboral. 


“Está prohibido para la policía por la imagen: un policía coqueando no es una imagen favorable” 


“El solo olor del coqueo mucha gente no lo tolera, es algo que ya estaba prohibido pero sin embargo en los horarios nocturnos el personal muchas veces lo hacía a escondidas de los superiores”, admite el comisario. 

Más allá de la imagen que deben mantener los efectivos, en este contexto es necesario desalentar el coqueo como medida preventiva: “Con los brotes que hubo en Bolivia donde se produce la hoja de coca, es mejor no consumirla porque puede facilitar la propagación del virus por su manipulación y la inexistencia de medidas de higiene en el tratamiento de las hojas”, argumentó Velarde.

Insumos de protección 

Además de estas prohibiciones, la policía extrema medidas de protección como establecen los protocolos. En este aspecto, Velarde resaltó que hay una producción ininterrumpida de barbijos y alcohol en gel dentro de la policía. A partir de esto, se abastecen a las dependencias de toda la provincia. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar