Importancia del Triple Impacto en el desarrollo empresarial

Sociedad 03 de junio de 2021 Por InformateSalta
1-ecologia-industrial-624x405

Toda empresa tiene un objetivo: ganar dinero. Y si bien eso no cambió, un nuevo paradigma rige a la hora de hacer negocios y que es impulsado sobre todo por el ecosistema emprendedor en todo el mundo. Esta fórmula incluye dos nuevas metas para las compañías: además del económico, se suman el impacto social y el ambiental. El concepto se masificó con el término empresas de Triple Impacto y, detrás de la tendencia, se esconde la necesidad de ser partícipe de un desarrollo empresarial sostenible.

No importa el tamaño de la empresa ni el rubro para poder perseguir el objetivo de Triple Impacto. Desde un taller de calzado, una fábrica de colchones, un estudio de arquitectura o una desarrolladora de proyectos inmobiliarios. El Triple Impacto se presenta para todos como un nuevo modelo de llevar a cabo negocios transparentes y comprometidos con la sociedad. Se trata de compartir una misma visión.


Cada vez más empresas se preocupan por estudiar y ampliar su impacto social y ambiental,
además de su objetivo de rentabilidad. 


 
Pero, ¿Qué implica ser una compañía de Triple Impacto?¿Qué beneficios y costos tiene? ¿Es una moda o una tendencia?

En principio, ser una empresa de Triple Impacto implica modificar de raíz la cultura de la organización, ya que no sólo buscará ganar dinero, sino también generar un impacto social real y comprobable  y, además, impactar positivamente en el medio ambiente, o, al menos, no ser un agente nocivo para el mismo. 

¿Qué abarca cada uno?

Impacto Social. Al generar trabajo, interactuar con los grupos de interés o cercanos, invertir en determinadas zonas, fomentar proyectos y pagar en tiempo y forma los impuestos, una empresa se manifiesta socialmente. Cuando decide ser de Triple Impacto, comienza a seguir objetivos para incrementar su valor social.

Impacto Ambiental. Todas las compañías producen en su operatoria una deuda ambiental, ya sea por la generación de residuos o el uso de recursos naturales. Trabajar en este aspecto supone estudiar el impacto ambiental del negocio y encarar políticas para reducirlo. Más aún si se trata de empresas que hacen uso extendido de recursos naturales o su explotación. Esto pueden realizarlo incluso pequeñas empresas, reciclando e introduciendo tecnologías para disminuir el consumo energético, entre otros aspectos.

Impacto Económico. Ganar dinero sigue siendo un objetivo primordial para las empresas de Triple Impacto, incluso para garantizar a futuro su valor en el Medio Ambiente y la sociedad. Sin embargo, se trata de lograr un cambio de mentalidad, en la que no se persiga el objetivo económico a cualquier costo. Si bien la generación de ingresos pueda verse impactada por la decisión de transformarse en una firma con Triple Impacto, hay decenas de estudios que comprueban que los consumidores tienden a valorar y pagar más por productos y servicios ofrecidos por empresa con conciencia social, ambiental o ecológico.

En punta

En el mundo, y también en Argentina, cada vez más empresas se suman a esta visión fundamentada en estos 3 pilares. No basta generar ganancias, las nuevas culturas empresarias y la misma sociedad demanda que tengan una mirada social y un compromiso medioambiental.

Valores como transparencia, rendición de cuentas, sostenibilidad y rendimiento medido, son aspectos que hoy los ciudadanos exigen y eligen al momento, por ejemplo, de optar por una marca o un producto.

El nuevo consumidor realiza su elección motivado por valores, acciones y soluciones que le aportan a él y a la sociedad en su conjunto.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar