El “corazón” de Maradona al Mundial de Qatar: la campaña detrás de la excéntrica idea

Deportes 12 de junio de 2022
diego

Se trata de un simbolismo, que aún está en pleno desarrollo. Su mentor contó que el objetivo principal es que forme parte de una campaña de concientización para la donación de órganos. 

Hace no más de dos meses comenzó a circular en las redes una idea que sonaba, por lo menos, descabellada. Una iniciativa proponía llevar al Mundial de Qatar el “corazón” de Diego Maradona para que acompañe a la Selección.

El ruido no tardó en llegar, pero la literalidad escapa al objetivo detrás de esta loca idea. Allí aparece Javier Mentasti, publicista y fanático de Diego y del fútbol. Cuenta a TN que, por supuesto, se trata de un simbolismo, que aún está en pleno desarrollo. El objetivo principal es que forme parte de una campaña de concientización para la donación de órganos.

“Están pasando muchas cosas alrededor de este mundial, con la energía y la Selección. Probablemente, sea el último de Messi, no está Maradona físicamente, y pensé en que algo había que hacer”, dice.

El “corazón” como esencia del ídolo y una campaña solidaria
“Hay un montón de propuestas para ver cómo se puede concretar esta idea”, cuenta Mentasti.

El publicista de 42 años trabaja en este mundillo desde que apenas era mayor de edad. Creció en el medio entre grandes agencias y hace unos dos años fundó la propia (Bombay), que hoy tiene sede también en México y Estados Unidos, en donde vive.

“Yo soy muy fanático de él en muchos aspectos y la idea surge al pensar en qué hubiera querido. Creo que querría estar ahí, dando fuerza, hablándoles a los jugadores. Pero no está”, expresa.

“Entonces esto nació justamente muy de corazón. Y al surgir de un lugar tan sentimental empezamos a hablar con el equipo en la agencia y salió esta idea de ‘llevarlo’ a Qatar”, cuenta.

“Por supuesto, nunca estuvo en nosotros la idea de llevar un órgano en un frasco de formol al Mundial, pero cada uno dejó llevar su imaginación”, aclara sobre las repercusiones que tuvo la idea.

En ese sentido, se explayó sobre uno de los principales objetivos a los que apuntan con la iniciativa. “También la idea es llevar ese espíritu de Diego de ayudar, es decir, de trasladar una esencia de todo lo que involucraba a su vida”, dice Mentasti.

“Ahí es desde donde se nos ocurrió relacionar la idea con concientización sobre la donación de órganos”, remarca.

Si bien hay contactos con la Fundación Favaloro y el INCUCAI, entre otras organizaciones, para darle forma concreta a la iniciativa, que aún se está moldeando. “También tuvimos un contacto con la familia, para compartir el plan y que no les llegara cualquier versión. Están revisando el tema, sería hermoso que participen”, se ilusiona.

“Pero es algo muy delicado y además tan reciente, que no podemos decir: ‘quiero hacer esto’, y concretarlo. Hay que escuchar a la familia, a la gente y ahí ver cómo se puede hacer”, agrega.

“Buscamos que el ‘corazón’ pueda representar la parte más emocional de Diego estando allá, por eso quisimos que tuviese que ver con la donación, o que se acerque a quien lo necesite”, explica el publicista.

Ideas para “hacer ruido”
Esta iniciativa “loca”, como la llama Mentasti en varias ocasiones, forma parte de un mundo de ideas que no resultan extrañas en la cabeza del publicista.

Esta unión con el mundo artístico y de la creatividad también puede explicarse en parte por los lazos de sangre: Javier es nieto del cineasta Angel Mentasti, quien fue dueño de Agentina Sono Films. Además su abuela era actriz y protagonizó varios de sus rodajes.

Como lo que se hereda no se roba, Javier se supo destacar en un medio competitivo, y creó y dirigió campañas de reconocidas marcas locales e internacionales, todas exitosas y en muchos casos premiadas (como Coca-Cola, Unilever, TED, Quilmes, Directv, entre otras).

“Mis ideas suelen dar que hablar o son polémicas, en el buen sentido”, intenta resumir.

Así fue que pasó, por ejemplo, dos días viviendo en una cárcel de mujeres de alta seguridad en Perú para llevar a cabo un rodaje en el lugar, con las internas. “Era para una empresa de productos de belleza”, recuerda. “La idea fue enlazar la libertad que estaban por recuperar las protagonistas con que ‘recuperen la belleza’ al salir. Fue muy emocionante”.

Al retomar la idea mundialista, se ilusiona con crear algo grande. “Buscamos que sea de la gente. Hemos escuchado opiniones de jugadores, de cuerpos técnicos. Queremos que sea de todos y que se pueda llevar adelante”, piensa. “Siempre desde el lugar más sano y lejano a cualquier tipo de morbo”, cierra.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar