Aguas del Norte frenó un incremento tarifario del 39% por la pandemia

Coronavirus 30 de marzo de 2020
La decisión de frenar el aumento fue confirmada por su presidente, Luis María García Salado. Con ingresos deficitarios por la falta de aumento de la tarifa, en Aguas del Norte analizan cómo sobrellevar las finanzas.
aguas del norte

Aguas del Norte, al igual que todas las empresas contratistas de servicios básicos, adhirió al protocolo nacional que impide los cortes en las prestaciones a los usuarios morosos durante 180 días. A esta situación se suma un retraso tarifario que la empresa viene arrastrando desde el año pasado.

Según señaló el presidente de la empresa estatal, Luis María García Salado, el retraso tarifario de Aguas del Norte es del 39% de valor actual del servicio. Ese porcentaje es lo que debería haber aumentado la boleta si es que no se hubiera desatado la crisis sanitaria y económica por la pandemia de la enfermedad del coronavirus, de acuerdo a lo que dijo el funcionario.

Según informa El Tribuno, el último incremento en la tarifa de la Compañía de Agua y Saneamiento (Cosaysa), o Aguas del Norte, fue del 35%. Se aplicó en diciembre pasado y empezó a facturarse desde el primer mes de este año.


"No estamos aplicando ni vamos a aplicar y ni hemos presentado tampoco un pedido de actualización de la tarifa, que correspondería desde agosto hasta el 31 de diciembre del año pasado en un equivalente a un 39%"


"Por supuesto que no lo vamos a hacer teniendo toda la situación económica, de lo que se está viviendo ahora, pese a que el único ingreso de Aguas del Norte es la tarifa", agregó. "Es un tema que estamos conversando con el área de economía para ver de qué forma podemos seguir trabajando para que el servicio esencial se siga cumpliendo en todas sus partes", admitió García Salado.

garcia salado - aguas del norte

Coronavirus

Aguas del Norte redujo el servicio a las prestaciones elementales para evitar el contagio del personal que trabaja en la empresa y de los clientes que necesitan realizar algún trámite personal con la prestataria.

Solo quedaron operativos los equipos de técnicos que deben atender cortes del servicio y otras emergencias. La parte administrativa quedó reducida a la mínima atención.

En materia de déficit, si bien todavía no terminó la auditoría que encargó el presidente de Aguas del Norte, Luis María García Salado, sobre la gestión precedente, el funcionario brindó un adelanto diciendo que el déficit con el que Lucio Paz Posse dejó la compañía fue de alrededor $200 millones y no de $20 millones como se había afirmado.

También reveló que se dieron de baja contratos con estudios de abogados que se pagaban mensualmente por si “alguna vez se los utilizaba”, pero nunca se los solicitó.

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar