Bares y gastronómicos bajan las persianas tras las restricciones horarias

Coronavirus 06 de julio de 2020
Ante la decisión del COE de dar marcha atrás con el horario de apertura del sector, muchos empresarios deciden cerrar sus puertas. Incertidumbre y malestar en un rubro debe volver hacia atrás.
bares protocolo zepelin

El pasado sábado el gobernador Gustavo Sáenz comunicaba que Salta tomaba nuevas medidas en el marco de la pandemia, muchas de las cuales ya fueron aplicadas en diferentes fases previas y que resulta necesario retomar. Luego, el ministro de Gobierno Ricardo Villada y el secretario General de la Gobernación, Matías Posadas, anunciaban las restricciones que se aplicarán desde hoy y a lo largo de la próxima semana.

Entre estas medidas, se decidió dar marcha atrás con el horario de funcionamiento de bares y locales gastronómicos, como así también de los encuentros sociales, que quedaron habilitados hasta las 20 hs. En tanto, el servicio de delivery también se verá afectado, reduciendo su horario de reparto hasta las 00.

Ante este panorama, InformateSalta dialogó con Fernando Zerega, propietario de dos bares de la ciudad, quien ante el anuncio del pasado sábado, decidió bajar las persianas de sus locales, comunicándole a su público la decisión a través de las redes. 


“El gobernador dijo que estas medidas van a ser por una semana pero es poco probable que eso suceda: no hubo motivos para retroceder y no habrá motivos para avanzar”


Al igual que Fernando son muchos los emprendimientos que deberán cerrar sus puertas. Esto condice con las declaraciones de Tupac Puggioni quien anticipó para CNN Radio Salta que “La Balcarce está en las últimas”.

La Balcarce

Sumado a esto, Zerega se hizo eco de la sensación de incertidumbre con la que conviven, explicando que son decisiones difíciles y dolorosas de tomar: “Si esto dura poco tiempo volveremos a abrir, pero si se extiende va a ser imposible”, dijo añadiendo: “Estamos yendo hacia un abismo, caminando en la cuerda floja permanentemente con incertidumbre tremenda y es insostenible. Ya no tenemos la espalda para bancar sueldos, impuestos y demás porque perdimos todo”.


“Es una mentira que el habito de la gente cambió. Eso no sucede.”


Falta de argumentos

Así como explica el empresario, a su parecer las decisiones tomadas el pasado sábado son infundadas: “Lamentablemente estamos con incertidumbre constante porque no sabemos quién toma las decisiones, ni los motivos. A partir de las 20 ¿qué es lo que pasa que no se puede abrir un bar? Nadie dice los motivos ni fundamentos científicos de por qué se toman esas decisiones”, dijo. Para finalizar, Zerega expresó su deseo de que las autoridades brinden explicaciones: “Como salteño me siento insultado en mi inteligencia. Las autorizaciones o no son del gobierno: deberían salir a dar explicaciones”, concluyó.  

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar