Devastador: así fue la última conversación de Nancy Videla con su novio antes de aparecer sin vida

Medios 04 de diciembre de 2021
videla

Horas antes del hallazgo del cuerpo de Nancy Videla, cuando todavía era una desaparición y no un nombre más en una creciente lista de femicidios, se publicaron los últimos mensajes que la víctima intercambió con su pareja, Alan Leguizamón, él desde Lomas de Zamora en la casa que compartían, y ella desde las calles de Lanús. Mientras la conversación parece de lo más ordinaria, revela una importante incongruencia que podría ser vital en el caso.

Los mensajes de WhatsApp extienden la cronología del último día de Nancy, luego del llamado al 911 que reveló que la mujer habría parado en una casa del mismo barrio a tomar unos mates, sin saber que allí sería asesinada. En el chat se ve como Nancy le avisa a su pareja que esperaba el tren en Constitución:

"Esperando el tren", respondió Nancy, a las 18:16, a la pregunta de Alan sobre su paradero. Mientras su pareja no tuvo problema con la respuesta, las cámaras de seguridad del hall de Constitución identificaron una importante incongruencia: el video ubica a Nancy en la parada del colectivo 283 a Lanús entre las 17:36 y a las 18:11, por lo que ya habría bajado del tren cuando le avisó a su pareja que todavía lo estaba esperando.

Continuando con la conversación, a las 18:16 Nancy le aclara que "no sabe a qué hora llega" a su casa. "Tengo que comprar las cosas, ¿o no?", dice. "Para hacer el licuado", aclaró la joven, a lo que el chico agrega que es "la banana". "Ok, ¿cuánto?", quiere saber. "Un kilo va a andar", afirma él. "Sí. No sé, amor, cuánto compraste el otro día", sigue Nancy. "Dale. No hay problema", responde él antes de recibir el último mensaje de ella junto a un emoji de carita enamorada: "Bueno, amor".

Los últimos mensajes de WhatsApp de Nancy Videla a su novio.

Las 18:35 fue la última hora de actividad en el teléfono de Nancy, por lo menos la última vez que abrió WhatsApp. Una hora después de su último mensaje, Alan comienza a preguntar por su paradero: "Amor, por dónde estás? Yo me fui a entregar el pedido". Media hora después vuelve a insistir, y de nuevo una hora y media después, a las 21.26. A las 22 de la noche hace su último intento, dejando entender que asumía que ella pasaría la noche fuera de casa, a pesar de los planes que tenían.

"Amor, espero que estés bien. Te amo", lee el mensaje que tampoco aparece como leído, pero con las dos flechitas en gris, de entregado, al igual que el resto. A la mañana siguiente, a las 12.46 Alan le envió el último mensaje a su novia con un escueto "amor" para saber si recibía los mensajes, pero para entonces el celular ya estaba apagado. /Crónica

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar