Causa Vialidad: Cristina Kirchner anticipó que el martes "habrá una condena"

Nacional 05 de diciembre de 2022
dez

A poco más de un día de conocerse la sentencia en la causa Vialidad, en la que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidieron una pena de 12 años de prisión por considerarla responsable de los delitos de asociación ilícita en carácter de jefa y administración fraudulenta en perjuicio del Estado, Cristina Kirchner concedió una entrevista a un medio brasileño en la que no solo volvió a cargar las tintas contra la Justicia sino que también anticipó que el martes “habrá una condena”.

“Cuando se violan todas las garantías, cuando el juez dijo una cosa y hoy dice otra en base a una denuncia que hizo el gobierno de Macri, obviamente habrá una condena”, afirmó la vicepresidenta en una charla que mantuvo con Folha de San Pablo en el Instituto Patria y que ese medio brasileño publicó en los últimos minutos de este domingo.

En esa dirección, la exmandataria insistió: “La sentencia fue escrita el 2 de diciembre de 2019, la primera vez que testifiqué en este juicio. Por razones muy simples. Primero: todas mis garantías constitucionales fueron violadas. Segundo: todo lo dicho es mentira”.

Luego apuntó contra Julián Ercolini. “El juez que investigó este caso es el mismo que hace siete u ocho años, ante las mismas acusaciones de la oposición, dijo que no era competente y envió el caso al sur del país”, manifestó.

Y añadió: “La Justicia de Santa Cruz investigó y hubo sobreseimiento. Ese proceso involucró al mismo empresario y exactamente a las mismas 51 obras que ahora se investigan nuevamente”.

“Cuando se violan todas las garantías, cuando el juez dijo una cosa y hoy dice otra en base a una denuncia que hizo el gobierno de Macri, obviamente habrá una condena”, amplió.

Cristina Kirchner contra la Justicia: “Se construye la imagen de un ladrón”

En paralelo, Cristina Kirchner cuestionó que durante las audiencias que se llevaron a cabo durante los últimos tres años se construyó “la imagen de un ladrón”, imputándole una serie de delitos, cuando en realidad, al terminar su mandato, tenía “los mismos bienes por los que ya había sido investigada tres veces”.

En ese sentido, expresó que cuando su marido Néstor Kirchner llegó a la presidencia en el año 2003, “no eran pobres”. “Contábamos con más de 23 propiedades y una inversión financiera equivalente a 3 millones de dólares”, apuntó.

“Algunos bienes los vendemos, otros los compramos. Pero cuando dejé la Presidencia, volví a la misma casa donde vivía antes”, se defendió.

Ante ese panorama, consideró que quienes según se desprende de sus palabras intentaban perjudicarla, “tuvieron que poner una demanda con acusaciones falsas sobre obras que ya habían sido juzgadas”, en referencia a la causa Vialidad, porque ya “no la podían demandar por enriquecimiento ilícito".

A su vez, se refirió a su relación con Lázaro Báez y dijo que “no fueron socios, en absoluto”. “Sos socio cuando tenés un contrato de sociedad. Era amigo de Néstor, como otros amigos de negocios que tenía Néstor”, explicó.

Cristina Kirchner aprovechó para trazar un paralelo con la situación de Luiz Inacio Lula da Silva. “Con Lula, lo mismo. La diferencia es que las mismas personas que lo metieron en la cárcel luego fueron a buscarlo y revirtieron lo que había hecho. ¿Por qué? Porque llegó Bolsonaro, una persona que hizo mucho daño al país”, expresó.

Cristina Kirchner: “Al país no le va bien”

La expresidenta evitó hablar puntualmente sobre Alberto Fernández “y menos en un diario extranjero”. Sin embargo, lo que sí se animó a dejar en claro, es que “al país no le va bien” con la actual gestión, en la cual es la vicepresidenta.

“¿Cómo puede estar todo bien después de la deuda que contrajimos (durante el gobierno de Macri)?”, se preguntó. Luego, consultada por su responsabilidad en el presente argentino como parte de la coalición gobernante, respondió: “No, querida, las cosas no se pueden analizar de esa manera. Cuando salí del gobierno, en 2015, nuestra deuda en dólares no llegaba el 10%. Recuperamos un país endeudado”.

“Con ese nivel de endeudamiento, con estas exigencias del FMI, la situación no es imputable al actual Gobierno. A pesar de los desacuerdos que tuve con mi propio gobierno, que fueron públicos, ignorar esto es querer tapar el sol con las manos”, completó. (Clarín)

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar