Bancarización en Argentina: "la pandemia hizo en 3 meses lo que sucedería en 3 años"

Economía 13 de julio de 2020
Así lo afirmó Gustavo Valdemoros, Gerente General de Red Link, encargada de la operatividad de la mayoría de la banca pública en el país. Las cuentas bancarias y el uso de dispositivos móviles y canales digitales crecieron exponencialmente durante la pandemia.
abu

Pese a que la pandemia de coronavirus deja en su mayor parte noticias negativas y angustiantes, este fenómeno sanitario está provocando algunas "secuelas positivas" en ciertos aspectos de la Argentina: la bancarización sin precedentes de la economía, gracias a que en estos últimos tres meses se abrieron millones de nuevas cuentas bancarias y creció exponencialmente el uso de dispositivos móviles y canales digitales para operaciones con dinero.

Solo los bancos públicos habilitaron cerca de 2,5 millones de nuevas cajas de ahorro desde el inicio de la cuarentena, casi cinco veces más que todas las abiertas en el 2019. Asimismo, ante la imposibilidad de realizar operaciones por ventanilla, cientos de miles de personas buscaron hacer trámites por canales digitales como el home banking y las aplicaciones para dispositivos móviles que, en todos los bancos consultados por la agencia de noticias Télam, registraron aumentos de accesos y descargas.

 "Lo que preveíamos que iba a ocurrir en tres años pasó en tres meses. La cuarentena fue un acelerador a fondo de un fenómeno que ya se venía viendo desde hace un tiempo", dijo Gustavo Valdemoros, Gerente General de Red Link, encargada de la operatividad de la mayoría de la banca pública en el país.

 La clave de este fenómeno radica en el trasvase de la mayoría del volumen de transacciones a los canales digitales y, sobre todo, a los móviles que, si bien desde hace ya varios años crece a un ritmo muy alto, tuvo un impulso muy fuerte en los últimos meses. "Hay una realidad que en un cajero automático no se hacen varias transacciones diarias. En cambio, un home banking tiene un nivel de transacción mayor y más aún el mobile. Es un cambio cultural muy fuerte", analizó Valdemoros.

"La gente genera hábitos y costumbres como cobrar la jubilación en el banco o usar el cajero automático de su red. Romper esa inercia es uno de los beneficios de la pandemia, ya que la gente se vio obligada a enfrentar estos cambios", añadió.

Entre los bancos privados, el Santander aseguró haber registrado un incremento del 60% en el volumen de transacciones, tanto en su aplicación para dispositivos móviles como para el Homebanking. El efecto también se replicó en los cheques electrónicos (Echeqs), cuyas 41 mil emisiones en junio significaron 14 veces más que las registradas en marzo.

 Desde el Banco Comafi manifestaron haber tenido alzas "totalmente inéditas" de hasta 68% para los accesos a través de home banking y mobile respecto a los niveles de adopción a banca digital pre-pandemia. Por su parte, el ICBC registró subas del orden del 40% en los últimos meses en el caso de las operaciones de pagos y transferencias, y una aceleración en la tendencia al consumo digital vía compras online con un aumento del 85% en los volúmenes de compra.

 "El mes pasado los canales digitales fueron utilizados por más del 85% de nuestros clientes con paquetes activos, y con un crecimiento transaccional en lo que respecta a pagos y transferencias de un 47% cuando comparamos con el mismo período del año anterior", apuntaron desde el Banco Itaú.

 Si bien en el sector financiero creen que, pasado el período de distanciamiento, habrá una caída en las transacciones digitales, las expectativas son que se mantengan en niveles altos y crezcan aún más. Esto se debe a que la simpleza y efectividad que otorgan las operaciones virtuales hacen pensar que, una vez adquirido el hábito, sean una constante que se mantenga en la gran mayoría de los usuarios en el futuro.

 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar