“Me dolía, ardía y quemaba por dentro”, el relato del soldado que perdió un ojo

Policiales 06 de agosto de 2020
Néstor Ávalos recibió un disparo mientras compraba en un almacén cercano a su casa. El asegura que el proyectil salió de la ventana trasera de un móvil policial pero desconoce los motivos.
Néstor ávalos
Foto: La Gaceta Salta

Néstor Ávalos, el soldado salteño que perdió un ojo al recibir un disparo, contó a Somos Salta, en primera persona como vivió ese momento. Relató detalladamente cómo ocurrieron las cosas y dijo desconocer los motivos. Aún no hay culpables.

Al respecto, el joven ratificó los dichos de su mujer Magalí Vargas, quien dialogó días atrás con InformateSalta, asegurando que todo ocurrió en la puerta de un almacén cercano al domicilio donde viven ambos en el barrio Norte Grande.

 “Me encontraba justo en la puerta del almacén, que estaba con las rejas cerradas con candado, no alcance a decir señora, nada, estaba buscando la plata para comprar y apareció el móvil del lado derecho, en movimiento, disparando por la ventana de atrás del acompañante, sentí el proyectil en el ojo izquierdo. Me arrodillé en el piso, me cubrí el ojo por el exceso de sangre que perdía”, dijo.

Asimismo, aseguró que los efectivos volvieron al lugar, descendieron del móvil, lo vieron pero no lo auxiliaron en ningún momento. La sangre le impedía verlos con claridad y distinguir cuantos eran.

“Los vecinos sintieron mis gritos, salieron, era impresionante el dolor que sentía, me ardía, me quemaba por dentro y a la misma vez me desangraba. Vieron que yo entré a mi domicilio para sacar mi DNI y dirigirme al hospital Papa Francisco, no había oftalmólogo, por eso me derivaron al San Bernardo. Un vecino me alcanzó con su moto para llevarme al hospital”, expresó.

Néstor manifestó que todos los días se pregunta porque le dispararon. “Yo creo que ellos fueron con intención de agarrar a alguien y como vieron que los muchachos que estaban reunidos en la esquina corrieron, se me pasa por la cabeza que ellos habrán pensando que era uno más y me quise hacer el distraído comprando. Me pregunto por qué me tiraron a mí, del cartucho que ellos tienen de bala de goma, uno solo me impactó en la cara, no sé dónde rebotaron los otros”.

 

Las que no te podes perder