Marcha atrás con la procesión del Milagro: “Vamos a obedecer porque es correcto”

El Milagro en Salta 11 de septiembre de 2020
Así lo reconoció monseñor Mario Cargnello luego de las crecientes críticas hacia la decisión de hacer un recorrido con las imágenes en pleno pico de la pandemia. Las imágenes no saldrán y se quedarán hasta el 6 de diciembre.
monseñor cargnello

El próximo 15 de septiembre quedará en la historia por la suspensión de la fiesta religiosa más importante para Salta. Los atroces saldos de enfermos y fallecidos que está arrojando esta pandemia parecen indicar que nos encontramos en el momento más delicado desde que comenzó a propagarse el virus.

Pese a esto, la insistente voluntad de la Iglesia parecía indicar que, aunque modificada, iba a hacerse un recorrido con las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro alrededor de la plaza principal. Sin embargo y ante la negativa del gobernador Gustavo Sáenz y de la intendenta Bettina Romero, sumado a las crecientes críticas, monseñor Mario Cargnello desistió en la idea de sacar las imágenes.

“Desde que sabíamos que nos enfrentábamos con esta pandemia advertimos que iba a ser distinto”, señaló el arzobispo ante Multivisión Federal. En la oportunidad también recapituló cómo fue el proceder de la iglesia en estos tiempos de pandemia. Recordando el cierre de los templos, su posterior reapertura y la implementación de protocolos, Cargnello indicó que se fueron adaptando a las necesidades epidemiológicas.

Operativo de seguridad - El Milagro en Salta

Así mismo, Cargnello marcó festividades, como las actividades por el Gral. Güemes, en los que la iglesia ofició actos solo con la presencia de las autoridades. “Con ese criterio pensamos la procesión, pero fue avanzando la gravedad de la situación”, dijo.


“Dios quiso que irrumpiera el punto más alto de la pandemia en medio del Milagro”


Dentro de las explicaciones que da el arzobispo, insiste en que hubo permanente comunicación con las autoridades, pero que la situación es dinámica y cambiante, por lo que tuvieron que replantear sus decisiones. “Vamos a obedecer porque es correcto”, manifestó, añadiendo: “estrictamente no dije que habría procesión sino el traslado de las imágenes”.  

Detallando su reconsideración de las últimas horas, Cargnello indicó que pensó en darle prioridad al cuidado de la gente: “la policía está sobrecargada, hay muchos infectados. Delante de Dios tomé la decisión que tomé”, profundizó.

Las que no te podes perder