9 pautas para un “divorcio ideal” cuando hay hijos en el medio

Medios 08 de febrero de 2021
dialogo

Las separaciones traen múltiples consecuencias en las familias y en sus dinámicas. Las parejas que deciden divorciarse, pero tienen hijos recaen entonces en una doble carga emocional, ya que no solamente se trata de su duelo sino también del de los chicos.

Sin embargo, un divorcio no es negativo en sí mismo. “La separación de los padres siempre es un desenlace a un conflicto y tensión. El momento donde los padres deciden separarse es un proceso que se viene gestando y viene impactando a largo plazo en la vida familiar”, sostuvo a Clarín María Carreras, psicóloga infantojuvenil.

En ese marco, añadió que “hay algunas situaciones donde los chicos lo pueden vivir como un cierto alivio o puede ser una oportunidad donde entiendan o se les clarifique todo lo que venían viviendo desde un tiempo antes”.

La especialista brindó una serie de pautas a tener en cuenta a la hora de una separación cuando hay hijos de por medio.

1. Establecer acuerdos antes de hablar con los hijos

“Es súper importante que en el momento previo a hablar con los chicos los papás hayan logrado establecer acuerdos sobre qué es lo que les van a decir, cómo se los van a decir, si se los van a decir juntos o por separado”, explicó la psicóloga.

2. Reflexionar sobre lo definitivo de la separación

Si es algo pasajero o si es irreversible es una situación que marca la diferencia. “Cuando les transmitimos esta información a los chicos cuán definitiva es la separación también es algo a tener en cuenta”, dijo Carreras.

3. Tener una red de apoyo

La especialista destacó que “el lugar de los padres es difícil”, ya que “tienen que contener las emociones de los chicos, pero al mismo tiempo tienen que procesar su dolor y atravesar el duelo”. En ese sentido, resaltó la “importancia de la red de apoyo para que los padres tengan su propio espacio, ya que si no se termina contaminando el ambiente de crianza cargándolo de tensión y frustraciones”.

4. Hablar con los hijos sobre los cambios venideros

“En el momento de comunicarles a los chicos la separación es importante compartir los cambios que vayamos definiendo en relación a su vida. Cuanta más información les brindemos vamos a dejar menos lugar a que esta falta se llene con fantasías”, afirmó la psicóloga. Entre los ejemplos de estas modificaciones mencionó “el tiempo que van a continuar compartiendo con cada uno de los padres, el espacio físico donde vivirán, las actividades que realizarán con cada uno o las rutinas”.

5. No desbordarse ante la reacción de los chicos

“Es normal que los chicos expresen enojo o tristeza y, aunque es difícil tolerar el dolor, es importante contener sus emociones, no espejarlas, no desbordarnos emocionalmente cuando la respuesta de ellos ante la noticia es ésta”, explicó la licenciada. Para ello, sostuvo que es fundamental “no perder de vista la integridad psicológica de los chicos brindando espacios de escucha, favoreciendo el juego o cualquier actividad en la que ellos puedan expresarse”. En ese sentido, Carreras aclaró que, aunque “a veces uno espera espacios estructurados, muchas el diálogo más fluido surge en espacios más espontáneos”.

6. Seleccionar cuidadosamente la información que recibirán los hijos y brindarla de forma clara

La especialista recalcó que un punto vital a tener en cuenta a la hora de hablar con los niños es su edad. “Seleccionamos la información más importante que pueda explicar por qué los padres ya no están juntos. Esta cantidad de información y el lenguaje que utilizamos podrá procesarse de acuerdo a las capacidades que tiene el niño en ese momento”, sentenció Carreras al tiempo que aclaró que “la regla sería: sencillo y claro”. Para los más pequeños, en tanto, recomendó utilizar como soporte dibujos o cuentos que puedan explicar más claramente lo que se les está contando.

7. Aclarar que la separación es sólo entre los adultos

Es fundamentar referirse al futuro de los roles y los lazos amorosos. “En todo momento tiene que quedar claro que lo que no cambia es nuestro amor, nuestra disponibilidad. El vínculo está intacto y nuestra función como madres y padres no cambia, aseguró la psicóloga.

8. Los cambios deben ser progresivos

En este punto, ser cuidadosos con los tiempos es esencial. Según la especialista, “si vamos a llevar a cabo algún tipo de cambio en la vida de los chicos éste tiene que ser progresivo. Tenemos que permitir que los chicos se vayan adaptando a la nueva realidad e ir incorporándolos poco a poco” para evitar que las modificaciones los abrumen.

9. Unificar pautas de crianza

Este último punto puede resultar difícil, pero es imprescindible tanto para padres y madres como para los hijos. La especialista instó a “unificar al máximo las pautas de crianza para no entrar en contradicciones que muchas veces son fuente de conflicto”. /Clarin

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo

Viví la adrenalina de “Terror Aventura”


¿Te imaginás recorrer salas donde en cada rincón amenace la adrenalina y el suspenso? Del 4 al 7 de marzo, en el Centro Argentino (Sarmiento 277) se montará un parque temático donde no faltarán los grandes íconos del terror. Sumate y ganá tu entrada.

Participar