Jimena Salas: Vecinos insisten en que Vargas buscaba a una mujer con dos nenas

Justicia 05 de mayo de 2021 Por InformateSalta
juicioSalas

En el tercer día de la audiencia debate en contra de Sergio Vargas y Nicolás Cajal Gauffin se escucharon el testimonio de dos vecinos, un trabajador municipal, un empleado de sistemas de SAETA, el médico que llegó tras el alerta al 911, una amiga de Jimena Salas y se avanza con el testimonio de personal policial interviniente. 

El testimonio de los dos vecinos de Salas son casi similares y reiteran algunos de los de la jornada del martes, cuando se refieren a la visita de Sergio Vargas en sus domicilios ofreciendo unas sandalias para nenas y a su vez consultando por una señora con dos nenas que había encargado sus productos. 

La primer vecina cuenta  que por la mañana llegó a su casa un hombre que le ofrecía un zapatito pequeño, el cual exhibió. Le resultó raro porque no llevaba carro ni otro elemento que lo identifique como vendedor. El hombre le preguntó si conocía a una mujer con dos hijas y que le había encargado calzado. No la podía localizar y que vivía en el acceso al barrio.

El segundo testigo es un empleado de SAETA en el área de monitoreo y gestión de flota, y presentó dos informes en la investigación. Siguiendo el informe presentado ayer por otro ex empleado del área de Sistemas que informó sobre recorridos y usos de tarjetas. 
 
El tercer testigo también vecino de barrio San Nicolás, reconoce en Vargas a la persona que fue a su domicilio durante el mediodía del 27 de enero de 2017 a ofrecer calzado y preguntó por el nombre de una mujer. Agregó que le extraño la circunstancia al conocer sobre la muerte de su vecina y se acercó a personal policial para comentarle lo acontecido. 

El cuarto testigo es un trabajador de la construcción que realizaba trabajos de cordón cuneta en el barrio. Por la mañana, según su testimonio, había un auto rojo estacionado sobre el pasaje pero no le presto atención. Al regresar de almorzar, paso frente a la casa de Salas, se detuvo a orinar y sintió ruidos y miró hacia la ventana y percibió una sombra.

juiciosalas2}
 

El quinto testigo es un médico que prestaba servicios en el centro de salud de Vaqueros y realizó la primera intervención en el cuerpo de la víctima y revisó a las niñas.
 
Según su testimonio, Jimena Salas estaba sin signos vitales y las menores estaban en buen estado de salud. Una de ellas tenía algunas manchas sanguinolentas en sus prendas. Ambas fueron retiradas de la casa y llevadas al auto de su padre para resguardar su integridad.
 
Una amiga de Jimena, también declaró en el día de hoy. Fue al lugar ese día y como testigo y conociendo la casa, no notó que faltara nada. Muy emocionada relató el recorrido que hizo por la casa con otro testigo del trabajo pericial que se realizaba. Consultada por lo que conocía de Cajal Gauffin y la relación con su amiga, cuenta que era generoso y que trabajaba mucho. 

El último testigo fue un oficial de la Policía de la Provincia que revistaba en la División Homicidios y que estuvo a cargo de rastrillajes en la zona. Encontraron sobre ruta 9 un celular dañado. Era de propiedad de la víctima. También fue quien entrevistó el día de los hechos a testigos en los alrededores de la vivienda. 

El aparato fue derivado a Buenos Aires, donde con métodos tecnológicos, se hizo extracción de datos y se verificó que era de Jimena Salas.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar