Otra vez, industrias salteñas con restricciones de gas

Sociedad 28 de junio de 2013
Volvieron a enviar notificaciones a las empresas pidiéndoles bajar el consumo. Empresarios dicen que las multas de 2012 llegan a $1.400.000.

Una costumbre deja en evidencia que el déficit energético no se resuelve. En los últimos días, algunas industrias de Salta recibieron notificaciones para que reduzcan un porcentaje del consumo de gas o directamente los bajen a “cero”.

El presidente de la Unión Industrial de Salta (UIS), Daniel Chávez Díaz, expresó que las restricciones son el resultado de la inexistencia de una plan energético a largo plazo. También afirmó que no hubo inversiones para la cuenca gasífera de Salta, que viene con una producción en caída.

En las últimas horas, empresas salteñas que compran gas en el mercado mayorista, como a la compañía Gasmarket, fueron autorizadas a consumir “cero metros cúbicos”.

Chávez Díaz indicó que, en muchos casos, las restricciones llegan hasta el 70%. “Las empresas quedan con un 30% para producir. La más afectadas son las cerámicas y los ingenios”, añadió.

El motivo de dejar sin el recurso al sector industrial se debe a que la inyección en el sistema no es suficiente para abastecer el consumo residencial y de los pequeños comercios. Con días más fríos, se dispara la demanda en esas conexiones.

Pese al crecimiento económico y manufacturero, registrado sobre todo entre 2010 y 2011 en el país, no hubo un correlato en inversiones y en políticas eficientes para la producción gasífera. En contrapartida, se dispararon las importaciones, mucho más caras.

Desde 2008, el Gobierno provincial decidió afrontar las multas para evitar que las industrias salteñas paren. El importe del año pasado todavía no se pagó. Chávez Díaz estimó que ronda el $1.400.000.

Los empresarios esperan reunirse con las autoridades de la Secretaría de Energía de la Provincia para ver si esta vez se hará el desembolso. En el sector son conscientes de que las multas crecieron exponencialmente. “En los últimos años nos dieron un apoyo, pero ahora son valores muy altos”, indicó el titular de la UIS.

Las penalidades

En 2008 la sanción económica de Enarsa por utilizar más gas del autorizado fue de $91.716. En 2009 trepó a $119.872; en 2010 a $276.894; y en 2011 a $ 478.482.

“Esto se hace una bola de nieve”, apuntó Chávez Díaz. Además aclaró que estos montos ya tuvieron un descuento que hizo Gasnor.

Por otra parte, el empresario detalló que las empresas que sobrepasan el consumo restringido, tienen que pagar un costo más alto por esos volúmenes. Por más que se haya acordado un precio con la distribuidora o con el mercado mayorista, les facturan a precio de gas importado a Bolivia, mucho más elevado.

Pese a las notificaciones, un paneo que hicieron los industriales muestra que las cerámicas y los ingenios tienen consumos por arriba de las restricciones.

Fuente: Diario El Tribuno

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar