Confirman la acusación contra el juez de la causa “Thiago”

Justicia 25 de julio de 2016
Una reciente resolución del Tribunal de Impugnación complicó la situación procesal del juez de Familia 6, Daniel Canavoso, quien se encuentra imputado y con un requerimiento de juicio en la causa abierta por la muerte de Thiago.

El Tribunal de Impugnación, a través de una resolución de una de sus salas, confirmó la acusación penal por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público que pesa en contra del juez de Personas y Familia 6, Daniel Canavoso, en la causa que se tramita por el homicidio de Thiago Quipildor y la tentativa de homicidio en perjuicio de su hermanita, Magalí, de 4 y 6 años respectivamente.

Según publica hoy Nuevo Diario de Salta, el juez, Rubén Arias Nallar, de la Sala III del Tribunal de Impugnación, rechazó un recurso de apelación que la defensa de Canavoso había presentado luego de que el juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino, resolvió no hacer lugar a un pedido de sobreseimiento a favor del magistrado del fuero de Familia.

En este fallo, que tiene fecha del 2 de junio pasado y que no fue dado a conocer oficialmente por el Poder Judicial, el juez Arias Nallar sostuvo que la decisión del juez Rodríguez Pipino de no sobreseer a Canavoso “se encuentra suficientemente fundado y motivado, tanto en las constancias de la causa, como en el Derecho”.

En la resolución, el juez se expidió respecto a un planteo de apelación de la defensa de Canavoso, la que insistió en que el magistrado no debía ser objeto de acusación penal alguna, pues a su criterio el decreto de imputación impulsado por la fiscalía no tenía fundamentos suficientes, se trataba de una acusación arbitraria y carecía de tipicidad legal, entre otros argumentos.

Tras analizar los fundamentos expuestos por la defensa en su recurso, el juez señaló que “resulta claro que la hipótesis que motiva este recurso no encuadra estrictamente en ninguna de las causales previstas por la norma, lo que bastaría para su rechazo como lo hace el A-quo (se refiere al juez Rodríguez Pipino), lo que hace desaparecer la tacha de arbitrariedad atribuida por el recurrente”.

El caso y el juez

Canavoso fue imputado y desde mayo pasado, se encuentra con un requerimiento de juicio en su contra a raíz del presunto delito de incumplimiento de deberes de funcionario público en el caso Thiago, el niño de 4 años que murió el 8 de julio de 2015 como consecuencia del maltrato sufrido a manos de los padres cuidadores Alberto Senise y Patricia Sánchez, quienes se encuentran detenidos e imputados por el delito de homicidio calificado.

Tras la muerte de Thiago, la Unidad de Grave Atentados contra las Personas, inició una investigación que permitió detectar inmediatamente que Magalí, hermana del menor fallecido también presentaba graves signos de maltrato y un severo cuadro de desnutrición.

En vista de ello, el GAP llevó adelante una compleja investigación que terminó con la imputación penal no sólo de Senise y Sánchez, sino también de varios funcionarios del Ex Ministerio de Derechos Humanos, quienes se desempeñaban en la Secretaría de Igualdad y Oportunidad, los que tenía entre sus responsabilidad el programa Familia Cuidadora.

Este programa proveía a la justicia de padres sustitutos para niños que se hallaban judicializados por distintos motivos. Thiago, Magalí y otros dos hermanos, estaban en esas condiciones y su tutela estaba en manos del juez Canavoso, quien el 13 de diciembre del año 2013, decidió otorgarle la tenencia provisoria de los menores a Senise y Sánchez.

Posteriormente, y según la acusación de los fiscales que dirigieron la investigación, el juez se desentendió de la situación de los niños, y pese a que los funcionarios encargados de remitir los informes sobre la situación de los cuatro hermanitos no cumplieron dicha tarea, el magistrado no hizo nada al respecto.

En vista de ello, y tras revisar numerosa documentación y otras pruebas, la fiscalía imputó a Canavoso el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, acusación que el juez, actualmente en funciones, rechazó rotundamente.

Complicado

El fallo dictado por el Tribunal de Impugnación, el cual no hace más que confirmar el rechazo a un pedido de sobreseimiento, complica la situación procesal del juez Canavoso e incluso fuentes de la ciudad judicial indicaron que con esta resolución la suerte del magistrado quedó echada.
En mayo pasado, la fiscalía elevó la causa a juicio, lo que motivó que la defensa del juez Canavoso volviera a plantear su oposición a que el magistrado sea llevado al banquillo de los acusados en un debate público, y para ello reiteró un pedido de sobreseimiento ante el juez Rodríguez Pipino.

Este, y otros planteos realizados por otros funcionarios que se encuentran en la misma situación que el magistrado, aún no fue resuelto. Sin embargo, y debido al reciente fallo de Arias Nallar, ya se especula con el hecho de que dicho recurso correrán la misma suerte que en el Tribunal de Impugnación.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar