Talento de exportación: un salteño usa billetes de $2 para crear obras de arte

Cultura 27 de abril de 2018 Por Noelia Pandolfi
Money Art: así se le llama a la tendencia de ciertos artistas plásticos que usan billetes devaluados como lienzos para sus obras. En esta nota te presentamos a Sergio Díaz, un ilustrador salteño que supo darle vuelta de tuerca al arte, en tiempos de devaluación. Mirá nuestro VIDEO.
IMG_1550

Metés la mano al bolsillo, abrís la billetera, y lejos de encontrar algún prócer como Mitre, Rosas o San Martín, asoman, a todo color y sin escatimar detalles, una galería vasta de personajes y personalidades. Imaginemos por un instante billetes donde la figura central sea Freddie Mercury o Elvis Presley, Batman, Gatubela o el Guasón, la Princesa Leia, Darth Vader o el Maestro Yoda: así de variada es la galería que Sergio Díaz viene creando desde el 2017.

A pesar de que su pasión por el dibujo se remonta a su infancia, ya que desde chico manifestó tener talento, recién en septiembre del año pasado comenzó a dedicarse al “Money Art”: “Fue antes incluso que se decidiera sacar de circulación los billetes de $2. El primero que pinté fue uno de $10, también hice algunos en dólares, pero luego la mayoría fueron en billetes de $2.”, explica Sergio.


Nacido en General Güemes, y asumido como fanático empedernido de la saga de Star Wars, Sergio Díaz tiene 34 años y recuerda que su inclinación por el arte fue incentivada por su familia, empezando en talleres libres del interior, para luego trasladarse a nuestra capital para estudiar en el terciario del Tomás Cabrera. Desde entonces, su perfeccionamiento lo llevo por diferentes proyectos hasta desembarcar en el Money Art.

Sucede que, mientras la mayoría de la gente intenta deshacerse de estos billetes que están prontos a salir de circulación, Sergio encontró la forma de hacer arte en tiempos de devaluación. En lugar de armar grandes bastidores y lanzar amplias pinceladas, nuestro artista decidió trabajar en formato de bolsillo, lo cual significa aplicar otras destrezas a la hora de pintar.

  

Así como nos indica el artista, tiene diferentes proyectos más “serios” donde dibuja en otros tamaños, con otras técnicas e incluso otras temáticas como los animales o los Ángeles Arcabuceros.

La idea de pintar billetes fue una salida alternativa a esos proyectos paralelos, donde él podía volcar su fanatismo por la cultura pop y así alimentar su pasión por el arte y por la cultura friki. “Nunca había pintado un Darth Vader, nunca había pintado un Maestro Yoda. Esto fue pensado para salirme de mis otros proyectos y hacer algo propio, sin detenerme a pensar qué quiere decir mi obra. Quise darle valor a algo que ya había perdido el valor”, explicó. Esto marcó el regreso de Sergio a la paleta de colores: “Empecé porque quería volver a pintar. Por un lado hago dibujos con birome o granito, que llevan otro tiempo de producción. La idea de los billetes sirvió para canalizar mis ganas de volver a pintar con las ganas de pintar lo que yo quería, porque me gusta mucho la cultura Pop.”

En los billetes se ven reflejados sus gustos personales, todos ellos están influenciados por las películas de ciencia ficción que le gustan, por los cómics y animé que consume.

Su trabajo agradó a la gente que fue topándose con él y de esta forma comenzó una movida que sorprende al artista: “Empezaron a hacerme pedidos, los empezaron a comprar para regalar. Varios se vendieron, algunos se fueron a Buenos Aires, otros se quedaron acá. Mis cuentas en redes empezaron a crecer y así se fue acercando el arte a otra gente”, añade. Además explica que de momento, las ventas están paralizadas a fin de armar una muestra con varios billetes. 

El arte de convertir billetes devaluados en lienzos 

 

Consultamos con Sergio Díaz sobre el proceso creativo y técnico que conlleva su producción. Desde la idea, hasta el resultado final, hay diferentes pasos, como elegir el personaje, buscar fotos, elegir la mejor foto que se adapte al formato, marcar el dibujo y empezar a pintar. “Se aplican pequeñas manchas, con pinceladas muy chicas para lograr buenos gestos. Al formato lo tenés definido y es acotado y es necesario dar varias capas de pintura. Cuesta un poco lograr un retrato lo más fiel posible, para eso uso acrílicos, porque es una pintura que seca rápido y tiene buenos colores y además aplico transparencias”, detalle Sergio a lo que añade que las primeras versiones eran más a mano alzada y que de a poco fue complejizándose. 

Según el dato aportado por Infobae, emitidos por primera vez en 1992, se estima que circulan más de 400 millones de billetes de $2, que pronto quedarán fuera de circulación. Mientras todos buscan desecharlos o cambiarlos, Sergio los colecciona a fin de convertirlos en obras en pequeño formato. Podes conocer más de sus trabajos en sus redes, donde ya cuenta con miles de seguidores de todas partes. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar