Sin acta de defunción le dijeron que su hijo desaparecido estaba muerto y enterrado en Yrigoyen

Policiales 28 de noviembre de 2018
Cristina Pérez es una mamá que busca explicaciones tras la desaparición de  su hijo en el mes de octubre. El 2 de noviembre un policía se presentó ante ella y con fotos de prendas buscó que identificara a su hijo. Luego en la comisaría de Pichanal le anunciaron la muerte del joven.
desaparecido
UVC Canal 10

La pesadilla y desacierto de Cristina inició cuando tras venir tratando de dar con el paradero de su hijo Juan Elías Mendoza le anunciaron que había muerto. El joven padecía una patología psiquiátrica y había desaparecido a mediados de octubre, contó UVC Embarcación.

A principios de noviembre, personal policial de Pichanal se acercó a su domicilio en dos ocasiones, primero para enseñarle fotos de prendas de vestir para ver si eran las que usaba su hijo cuando desapareció. 

Luego el 7 de noviembre cerca de las 12 de la noche regresaron y la trasladaron hasta la comisaría de Pichanal donde dice que vivió momentos de mucha irregularidad. Hasta que una joven policía le dijo que su hijo había sido encontrado sin vida en las márgenes del Río Colorado, a 4 kilómetros de la balanza.

Ante esta noticia ella solicitó mayor información, documentación y como podía hacer para reconocerlo, pero le dijeron que ya había sido enterrado y que si quería mayor información debía dirigirse a la fiscalía. En esta oficina judicial tampoco tuvo respuestas ya que hasta el día de hoy sigue esperando saber si el cuerpo encontrado es o no su hijo.

“Una señora que es la auxiliar de la fiscalía me dijo que me iban a dar el numero de expediente y hasta el momento no me han dado nada, hable con la Fiscal titular, que es la de Pichanal y me dicen que no tienen internet, que después me van a llamar, que aún no tienen los informes. Sin embargo un medio gráfico de Orán publicó informes y publicó fotos. El titular dice confirmada la muerte de Julián Elías…” reclamó.

La mujer todavía con la esperanza de que su hijo esté con vida, se preocupa sobre su bienestar, ya que está dado por muerto y nadie lo está buscando. Ella ni si quiera lo reconoció ni tiene acta de defunción ni le dieron sus pertenencias, entre ellas su DNI, además de que fue enterrado sin ella saber dónde.

“Desde ese 8 de noviembre yo no sé si mi hijo está vivo o muerto. Se cruzan millones de ideas por  mi  cabeza. Quiero sus cosas. Necesito la ayuda de la policía, ellos tienen los medios, saben cómo”.

 

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar