Ataque a la regalería católica: “Tenemos miedo que vuelva a pasar”

Sociedad 21 de diciembre de 2018
Emilia atiende uno de los comercios que fue atacado durante la marcha de mujeres contra los abusos sexuales. Señaló que le preocupó la falta de accionar policial durante el ataque. Temen que vuelvan a ser víctimas de ataques en el futuro.
vidriera 3

Siguen las repercusiones luego que, durante una marcha en Salta realizada por mujeres que reclamaban contra los abusos sexuales, vandalizaron distintos edificios del centro de la ciudad con pintadas en aerosol sobre paredes, vidrieras y hasta cerámicos en el piso.

En este marco InformateSalta dialogó con Emilia, una de las vendedoras de “Pater”, la regalería católica que fue atacada en la marcha con pintadas de aerosol y pegatinas, en medio del reclamo contra una agencia de viaje estudiantil que funciona en la misma galería, ubicada en calle Buenos Aires al 100.

“En un primer momento no nos percatamos que las chicas estaban pintando el negocio, lo que vimos fue que querían entrar a la galería: (entre los comerciantes) nos preocupaba un pesebre que hicimos dentro, con imágenes grandes y costosas, nos preocupaban que entraran y lo rompieran”, recordó Emilia a este medio.

vidriera 2

Del mismo modo señaló que, en medio de la preocupación, se percataron entonces del vandalismo causado en el frente del local. “No sé si teníamos miedo, (sí) teníamos bronca, es la primera vez que nos pasa, obviamente tenemos miedo que nos vuelva a pasar, el negocio no tenía nada que ver con la protesta”, se lamentó.

A esto agregó que el miedo es que, en una futura manifestación, “estas chicas vuelvas y nos rompan la vidriera o algo peor”. Además criticó el accionar de la policía, porque en el ataque no impidieron las pintadas al local, como así habrían tenido dificultades al realizar la denuncia en la Comisaría 1°. “Entendemos que ellas no simpatizan con la iglesia, pero nuestro trabajo es católico; todos tenemos diferentes opciones de vida y nosotros trabajamos así”, puntualizó la comerciante.

Si bien lograron limpiar la galería, con la ayuda de los demás comerciantes, Emilia recalcó que entre ellos quedó un malestar y preocupación. “Ahora, cuando haya otra manifestación, tendremos que estar atentos, hoy fue nuestro negocio pero podría haber sido peor y, por la situación, no estamos para cambiar un vidrio o poner rejas, no sabemos qué podría pasar pero nos gustaría que la policía actúe, que nos cuiden”, concluyó.

vidriera 1

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar