Alberto Fernández pidió liberar a Milagro Sala en Jujuy

Nacional 10 de noviembre de 2019
Alberto Fernández afirmó que la detención de Milagro Sala es "ilegal" y desató la furia del radicalismo, que salió en defensa del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.
Milagro Sala
Milagro Sala

Los dichos del presidente electo sobre la dirigente social jujeña, presa desde 2016, se dan en medio de los reclamos de los "presos kirchneristas" para que los libere cuando asuma el gobierno.

"Nosotros tenemos un caso, el de una dirigente social, Milagro Sala, que apenas comenzó el gobierno de Macri, el gobierno de Jujuy la detuvo. Milagro durante años me trató muy mal, francamente, tuvimos muchas diferencias políticas, pero no merece estar detenida", dijo Fernández en la entrevista con Rafael Correa.

"¿Qué voy a hacer yo?, ¿porque tiene diferencias conmigo voy a validar una detención ilegal? Eso no es vivir en un Estado de derecho", agregó el mandatario electo.


Las declaraciones de Fernández irritaron al radicalismo, que ya venía sensible porque hace apenas 48 horas el ex juez Eugenio Zaffaroni pidió la "intervención federal" del Poder Judicial de Jujuy.

El comité nacional de la UCR emitió un comunicado en el que sostuvo que los dichos de Fernández "conllevan una fuerte irresponsabilidad" y agregaron que "pone a la Argentina frente a un escenario de vulnerabilidad institucional".

"La intromisión en una decisión avalada hasta por la Corte Suprema de la Nación en cuanto a una de las tantas condenas a Sala es antirrepublicana y adquiere una importante gravedad ya que vienen de parte del Presidente electo quien se alza contra la Justicia. Su opinión ya no es la de un ciudadano común, sino de quien llevará adelante el destino de nuestro país por cuatro años", agregaron en una nota firmada por Alfredo Cornejo y José Cano.

"Alberto Fernández, como abogado y profesor de derecho, debería saberlo o asesorarse mejor, pues pareciera desconocer en detalle los procesos a los que se refiere. Por si no está al tanto, Milagro Sala se hizo rica en el poder mientras simulaba proteger a los pobres y fue la responsable de construir un Estado paralelo en Jujuy, violento y clientelista. Esto fue permitido y avalado por un Estado Nacional que hizo del clientelismo y el avasallamiento de las instituciones del país una práctica continua y su bandera de conquistas sociales", continúa el comunicado.

"Es una muy mala señal para la Argentina que su Presidente electo ya pretenda inmiscuirse en la Justicia, alterando la independencia de poderes establecidos en la Constitución Nacional que nos garantiza a los argentinos un país republicano, representativo y federal", concluye el comunicado oficial, que fue acompañado en las redes sociales por el repudio de varios dirigentes.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar