Una semana sin Guadalupe: sigue la búsqueda e investigan al entorno familiar

Nacional 21 de junio de 2021
búsqueda

La nena de 5 años que desapareció el lunes 14 de junio es buscada casa por casa en el barrio 544, al sur de la ciudad de San Luis. Su papá, Eric Lucero, amplió su declaración en la Justicia y ahora las sospechas se vuelven a centrar en el entorno más cercano, familia y vecinos.

Este lunes se cumple una semana de su desaparición. La nena estaba jugando con sus primos y hermanos en la vereda, frente a la casa de su tía, en el sur de la ciudad puntana. Eran las 19.30. Nunca más supieron de ella.

Las hipótesis que se mencionan son un rapto o que pudo haber sido víctima de un ataque sexual. El juez juez Ariel Parrillis y el ministro de Seguridad de San Luis, Luciano Anastasi, han declarado que, por la edad de la nena, no puede estar extraviada y “alguien se la llevó”.

Su papá le pidió a la Justicia ampliar la declaración para aportar nuevos datos. Según adelantó su abogado, Héctor Zavala, el padre de la nena sumó información vinculada a "una relación cercana a otros miembros de la familia".

La declaración del padre ante un oficial de la Policía culminó a las 20 del sábado. Los investigadores siguen una pista vinculada a la relación de dos tías maternas de la nena y la pareja de una de ellas, que visitan a presos vinculados con casos de narcotráfico, en el penal de San Luis.

"Están los registros en el Servicio Penitenciario de las visitas periódicas de estas personas vinculadas a la nena que iban a la cárcel", contó a Clarín uno de los investigadores.

Pero de ambos lados de la familia se acusan. Sobre la versión de que la familia paterna era quien estaba vinculada al narcomenudeo y que podía ser una venganza, Lucero afirmó que "no tiene antecedentes" y que "nunca" vendió drogas ni acompañó "a nadie a ningún lado llevando droga". El papá de Guadalupe trabaja en el hospital del sur de San Luis, donde realiza tareas de limpieza.

La otra hipótesis, que también sostiene la investigación, es que Guada pueda haber sido víctima de un ataque sexual. Por eso, se evalúan los antecedentes penales de los vecinos y se ha decidido allanar todas las casas de la cuadra para buscar alguna prueba de su desaparición. Del operativo participan alrededor de 400 policías.

Sin rastros
“Habían terminado de tomar la chocolatada. Salió 10 minutos a jugar a las escondidas en la vereda y se la tragó la tierra”, dijo su abuela materna Silvia, quien también participaba del festejo de cumpleaños de Georgina, la madrina de la nena.

Guadalupe Belén Lucero mide 1,10 metros, tiene cabello negro lacio y largo hasta los hombros y ojos de color marrones oscuros. Cuando desapareció vestía una campera parca negra con capucha, buzo rosa y llevaba botas negras. “Lupe se fue con una nena grande”, contó su prima Ema, de apenas 3 años, la única que por ahora dice haber visto a la chica alejarse del barrio 544.

Los parientes y vecinos de la familia salieron a buscarla casa por casa y la Policía se sumó a los pocos minutos por una llamada al 911 que hizo la abuela. Los padres de Guadalupe están separados y, ante la desaparición de la nena, la mamá corrió hasta la casa del padre de su hija, a solo tres cuadras de la casa donde estaban festejando el cumpleaños.

“No estaba conmigo", dijo Ariel, quien el sábado amplió su declaración testimonial para aportar nuevos datos.

La Policía de San Luis, con colaboración de personal y equipamiento de Mendoza, Córdoba y La Pampa, ha realizado rastrillajes con drones, a caballo, en motos, con perros adiestrados y buzos; hasta se vació un dique a cinco kilómetros de la casa de la tía de la nena, pero Guada no aparece.

El Gobierno nacional emitió la “Alerta Sofía” y se destinaron dos millones de pesos de recompensa para quien aporte información que permita llegar a la pequeña.

El vocero de la Policía de San Luis, Lucas Chacón, le dijo a Clarín: “No descartamos ninguna hipótesis y estamos rastrillando en cada sitio en donde nos llega información, aunque a veces haya personas malintencionadas que intentan desviar o distraer la investigación con datos falsos”.

Hubo una marcha y corte de una vía de la ruta 7 para pedir por su aparición. "Quiero a mi hija de vuelta con nosotros y la quiero con vida. Me gustaría saber que mi hija está bien", pidió el papá. Y rogó que si alguien la tiene "no le hagan daño" y que "si se sienten acorralados, la entreguen o la dejen en algún lado".

La nena vive en el Barrio 208 Viviendas, pero había ido el lunes con su mamá Yamila a la casa de su tía y madrina Georgina.

Hay controles estrictos en los límites provinciales. A cada vehículo que sale de San Luis, la Policía revisa el baúl y el interior en busca de la menor. “El barrio donde desapareció está pegado a la ruta nacional 7. En solo 35 minutos estás en Desaguadero, el límite con Mendoza”, dice uno de los investigadores. A la nena se la buscó también en Mendoza, pero fue una pista falsa.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar