Independiente y Argentinos Juniors no se sacaron diferencias en Avellaneda

Deportes 18 de julio de 2021
rojo

La mochila de las responsabilidades recaía sobre las espaldas de los futbolistas de Independiente. Porque Julio César Falcioni decidió poner a todos los titulares a pesar de que el jueves deberá remontar el 0-1 ante Santos, por los octavos de final de la Copa Sudamericana, una movida que delata el grado de relevancia que el entrenador le da al torneo local. Porque el entrenador de Argentinos Juniors, Gabriel Milito, decidió guardar a nueve titulares pensando en la revancha ante River en la Paternal, que se disputará el miércoles por la Libertadores. Y también por el hecho de que los de Avellaneda jugaron en condición de local. Por todo eso, las obligaciones eran de Independiente. Sin embargo, el conjunto del Emperador no estuvo a la altura y comenzó el campeonato local con un punto que, en primera instancia, parece restar mucho más de lo que suma.

El Bicho terminó más entero y dejó una mejor imagen final ante un adversario que se quedó sin nafta desde los 15 minutos de la segunda etapa. El Rojo terminó acorralado ante el equipo del Mariscal Milito, quien tuvo una lectura inteligente del partido: con los cambios pobló la mitad de la cancha para tener superioridad numérica en esa zona. Al igual que en el encuentro ante Santos, Falcioni demoró los cambios cuando a los futbolistas que tenían que encargarse de la gestación comenzaron a pesarles las piernas. Quedó en evidencia que Independiente sintió el desgaste del partido que jugó el jueves pasado en Brasil, pero también se advirtió que el físico le pasó factura al Rojo por haber jugado un primer tiempo en el que el rival manejó la pelota por varios minutos.

En los primeros 45 minutos, el Bicho tuvo la posesión, pero la tenencia fue inocua ya que no logró profundizar para generar situaciones claras de gol. De hecho, Sebastián Sosa fue un espectador de lujo que prácticamente no tuvo intervenciones. Sin la pelota, el local aprovechó para ejercer presión sobre la salida de un Argentinos que suele arriesgar al intentar salir siempre con la bocha dominada y haciendo jugar mucho con los pies al arquero. Independiente exigió a Lucas Chaves con un cabezazo de Lucas Romero y dos remates de Sebastián Palacios. Y además tuvo un disparo de Silvio Romero que pasó muy cerca del palo. En definitiva, a pesar de no haber manejado la pelota, el Rojo dispuso de las chances más claras para convertir, algo que también sucedió sobre el final de la segunda etapa, en la que los de Avellaneda lograron llegar más allá de mostrar algunas falencias en la gestación. Una vez más hubo poca participación de Alan Velasco, quien volvió a jugar ubicado por detrás del centrodelantero, pero tuvo poca participación en el juego, le costó elaborar y romper líneas ya que sus intentos de gambetear en general no prosperaron, algo que el equipo sufrió. Por momentos queda la sensación de que el juvenil de 18 años se pierde ubicado por el centro y que suele jugar un poco más ordenado cuando lo ubican más próximo a la raya.

Más allá de los amistosos informales de pretemporada, Independiente lleva cuatro partidos oficiales sin convertir: no la metió ante Estudiantes (0-0), Colón (0-2), Santos (0-1) y ayer extendió una sequía preocupante. Es cierto que Chaves fue la figura, pero la pelota le llegó poco a Romero.

Argentinos, que jugó con suplentes, hizo negocio. Fuente: Ole.com.ar

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar